China continúa imparable como ganador en el comercio mundial de mercancías, con un dominio cada vez mayor frente a sus competidores más cercanos, a pesar de su pérdida de cuota de mercado en Estados Unidos.

De enero a julio del año actual, las exportaciones de productos de China sumaron 1.80 billones de dólares, lo que implicó un crecimiento interanual de 35.2%, según datos de la Administración de Aduanas de ese país.

Por su parte, las ventas externas de Estados Unidos fueron de 994,000 millones de dólares en ese mismo período, un avance de 23.6% interanual.

Si se comparan estos mismos resultados con el periodo de enero a julio de 2019 (antes de la pandemia de Covid-19), las exportaciones chinas aumentaron 29.3%, mientras que las ventas estadounidenses subieron sólo 2.5 por ciento.

China y Estados Unidos enfrentan una guerra comercial entre ambos y son, respectivamente, el primero y el segundo países que más bienes exportan en el mundo. Si se toma como punto de referencia la proyección de la UNCTAD de que el valor del comercio mundial crecerá 19% en 2021, China volvería a ganar participación de mercado en el presente año.

De todas las exportaciones del mundo en 2020, la porción de China fue de 15.1%, un récord y 2.1 puntos porcentuales más que en 2017, un año antes de la guerra comercial con Estados Unidos.

Por el contrario, la participación de Estados Unidos cayó de 8.9% en 2017 a 8.4% en 2020. Más distante, en la tercera posición, Japón tuvo una rebanada de 3.7% en ese indicador el año pasado.

Desafíos legales

Pero además, Estados Unidos enfrenta desafíos legales a las tarifas de la Sección 301 (aranceles contra China) tanto a nivel internacional como nacional.

En septiembre de 2020, HMTX Industries LLC, un importador de baldosas de vinilo con sede en Estados Unidos que pagaba aranceles en virtud de la Lista 3 (un grupo de aranceles contra China), presentó la primera de estas demandas ante la Corte de Comercio Internacional de Estados Unidos (CIT, por su sigla en inglés).

La empresa impugnó las tarifas de la Lista 3 y luego enmendaron su queja para impugnar la Lista 4A.

Posteriormente, según un análisis del Congreso estadounidense, unos 3.600 importadores de diversos productos originarios de China presentaron impugnaciones similares a los aranceles de las Listas 3 y 4A, así como a la Lista 4B, en busca de un reembolso de los derechos pagados.

A nivel internacional, un panel de la Organización Mundial de Comercio (OMC) encontró que las Listas 1 y 3 eran incompatibles con las obligaciones de los Estados Unidos en la OMC.

Sin embargo, debido a que Estados Unidos apeló el informe del panel de la OMC y el Órgano de Apelación no puede escuchar las apelaciones, es probable que la disputa no se resuelva dentro del marco de la solución de diferencias de la OMC.

roberto.morales@eleconomista.mx