El presidente de la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar (Unpca), Daniel Pérez Valdés, indicó que el sector tuvo pérdidas por más de 8,000 millones de pesos, debido a que el precio del dulce que sirve de referencia para pagar a los cañeros disminuyó casi 40% con relación al ciclo de hace un año.

Al exponer la difícil situación por la que atraviesa la agroindustria de la caña de azúcar del país, el líder de la Unpca aseguró que se ha afectado sensiblemente la economía de más de 165,000 productores que trabajan en 227 municipios de 15 estados de la República.

Pérez Valdés dijo que la preocupación de los cañeros por su futuro comprende los 54 ingenios azucareros que abastecen de esta materia prima, donde se generan 450,000 empleos directos y más de 2.5 millones de fuentes de trabajo.

Por ello el dirigente cañero pidió al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto revisar la campaña de la administración pública federal anterior que a través de las secretarías de Salud y de Educación con la que se desincentivó el consumo de azúcar para la población en general.

Finalmente, dijo que se requiere que las secretarías de Hacienda, de Agricultura y Economía, apoyen a los cañeros igual que lo han hecho con los productores agrícolas de otras ramas de producción afectadas por la sequía.

klm