El gobierno de Canadá inició un proceso de reajuste de la relación con México, lo que incluye la inminente eliminación de visas a los mexicanos, la promoción de un mejor tratamiento a las empresas mineras y más apoyo a las compañías canadienses que quieran invertir en México.

Estos cambios han sido instruidos por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, de acuerdo con comunicaciones del gobierno de ese país que recibió Jorge Morfín Stoopen, presidente de la Cámara de Comercio de Canadá (CanCham México).

El gobierno canadiense le ha dicho directamente al embajador canadiense en México, Pierre Alarie, que él haga un reset (reajuste) de la relación bilateral , dijo Morfín.

De 1999 al 2015, México atrajo Inversión Extranjera Directa de origen canadiense por 25,570 millones de dólares, 6% del total de los flujos captados por la economía mexicana. La CanCham apoya mucho a las empresas mineras. El 82% de las empresas en la minería en México tiene capital canadiense. Ellas enfrentan problemas de tenencia de la tierra, de devolución de impuestos y una serie de conflictos donde estamos trabajando, para justamente levantar esta relación , dijo Morfín.

En México, operan compañías canadienses como la constructora de aviones Bombardier, la minera Goldcorp, la autopartista Magna, el banco Scotiabank y la petrolera y constructora de ductos TransCanada.

La otra línea es apoyar a todas las empresas canadienses que quieran establecerse en México, ayudarlas para que sea un camino más fácil y puedan generar inversión aquí , agregó Morfín.

De enero a marzo del 2016, China tuvo una cuota de 20.1% en el total de importaciones estadounidenses de mercancía, seguida por México (13.7%) y Canadá (13.1%), según datos del US Bureau Census.

Por primera vez en la historia, China se convirtió en el 2015 en el principal socio en comercio de productos de Estados Unidos, desplazando a Canadá a la segunda posición; México conservó el tercer lugar.

Luis de la Calle, director general de la consultoría De la Calle, Madrazo, Mancera, dijo que la segunda posición de México en la proveeduría estadounidense se explica por el desplazamiento hacia México de una parte la base industrial del medio oeste de Estados Unidos.

rmorales@eleconomista.com.mx