Las exportaciones de camiones mexicanos cayeron 26.7% durante el primer bimestre del presente año, como reflejo de la menor demanda de los consumidores en Estados Unidos, que es el principal socio comercial.

La industria mexicana de vehículos pesados envió 14,583 unidades a sus compradores como EU y Latinoamérica, cifra que se ubica como la más baja de los últimos tres años. En mismo periodo del 2014 se exportaron 18,703 camiones, mientras que en el 2016 se exportaron 19,904 unidades y un año previo, logró el mayor envío en su historia con 26,780 camiones, reportó la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

La caída en las exportaciones mexicanas se acentúa en los tractocamiones quinta rueda, segmento que más adquiere Estados Unidos, al decrecer 43.2% respecto al mismo periodo del 2016.

El presidente ejecutivo de la ANPACT, Miguel Elizalde, dijo que la caída tanto en la producción como en las exportaciones se debe a la falta de demanda por parte de nuestro principal socio comercial, Estados Unidos .

No obstante, Elizalde confió en que esta tendencia se revierta en los próximos meses, justo cuando se percibe una menor incertidumbre por las medidas proteccionistas del mandatario estadounidense, Donald Trump, que llevó a los consumidores a mantener cautela en la adquisición de vehículos.

La menor demanda del exterior originó que la producción de vehículos pesados disminuyera 19.5% en el primer bimestre del 2017, al sólo fabricar 19,445 unidades.

El ensamble de enero-febrero reportó ser el más bajo desde el 2013, cuando se vendieron 18,710 camiones. De acuerdo con el reporte, en el 2015 registró récord de producción de 31,411 unidades.

Durante febrero del presente año, la producción de vehículos pesados registró un total de 10,038 unidades, lo que significa una caída de 20.4% con relación al mismo mes del 2016.

En el segundo mes, la exportación de vehículos pesados alcanzó un total de 7,500 unidades, lo que implica un descenso anual de 24.6 por ciento. Ante dicho escenario, Elizalde dijo que es necesario fortalecer las medidas para que el mercado interno crezca de forma sostenida y sistemática.

El esquema de chatarrización está detenido debido a que se agotaron los folios. La Secretaria de Hacienda debe quitar el tope para que se fomente la renovación vehicular que impulsa al mercado interno y la modernización del autotransporte , enfatizó.

[email protected]