Cancún, Qroo. La industria inmobiliaria de Quintana Roo enfocará en los próximos años sus baterías en la zona de Tulum y la Riviera Maya, ya que Cancún ha entrado en su etapa de madurez en cuanto a crecimiento de vivienda de interés social y media y crecerá a un ritmo muy moderado, dijo a El Economista Arith Adler, director regional de Casas Unión.

Asimismo, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, Leonardo Garrido Hurtado, consideró que en Cancún, entre el 2010 y el 2011 no crecerá el sector de la vivienda de interés social y media, pues la meta de créditos por parte del Infonavit, Fovissste y sofoles es prácticamente la misma que el año pasado, que es del orden de los 11,000.

En el 2010, dijo, el remanente de la crisis financiera desperfiló a miles de cuentahabientes del Infonavit y mucha de la vivienda disponible ya no se vendió, quedando en el inventario de las inmobiliarias hasta 5,000 inmuebles.

Arith Adler consideró que la dinámica del sector laboral en Quintana Roo hace muy difícil al trabajador poder lograr determinado número de puntos en el Infonavit, pues la rotación de personal es muy elevada y el empleado no tiene certidumbre en sus ingresos.

Más allá de Cancún

Casas Unión, explicó el entrevistado, cuenta con 30 años en Quintana Roo y tiene presencia en otros seis estados de la República. Su mayor reserva territorial está en Quintana Roo, concentrada principalmente en Playa del Carmen, Tulum y Cancún.

Tulum es un mercado bebé que nos ha sorprendido por la respuesta de la gente en el desarrollo de 600 viviendas que ya tenemos ahí... Es una plaza aún muy pequeña que promete crecer mucho.

Playa del Carmen es un mercado adolescente donde se concentran las mayores expectativas de crecimiento de todo el estado y es ahí donde estamos inaugurando la última etapa del desarrollo Palmas 1, que consta de 600 viviendas de un total de 2,600 que componen todo el complejo , expuso.

En lo concerniente a Cancún, consideró que se trata de una plaza que ha entrado en su etapa de madurez que aunque seguirá creciendo en los siguientes años, lo hará a un ritmo de 5,000 a 6,000 viviendas al año, cifra muy menor a las 18,000 o 20,000 por año que llegaron a colocarse en años anteriores.

[email protected]