La compañía chilena Sudamericana de Vapores (CSAV) elevó a casi 25% su participación en Hapag-Lloyd, una de las mayores navieras del mundo, tras desembolsar unos 240 millones de dólares en un aumento de capital de la firma alemana.

CSAV, controlada por el grupo chileno Luksic, completó el martes la adquisición de 6.4 millones de nuevas acciones de Hapag-Lloyd, en el marco del incremento de capital.

Con ello, la empresa chilena alcanzó una participación de 24.7% desde 22.6% y se afianzó como el principal accionista de Hapag-Lloyd, lo que permitirá "seguir influyendo decisivamente", dijo CSAV en un comunicado.

Hapag-Lloyd se fusionó en mayo pasado con la naviera árabe UASC, convirtiéndose en una de las cinco principales firmas portacontenedores del mundo. Esto implicó una pérdida contable de 155 millones de dólares para la firma chilena.

Para fortalecer la estructura financiera de la nueva firma combinada, Hapag-Lloyd acordó realizar un aumento de capital por unos 414 millones millones de dólares.

CSAV dijo que la adquisición de las nuevas acciones de la naviera germana se financió con dos créditos puente por 120 millones de dólares.

Los títulos de Vapores cotizaban con un alza del 0.15%, a 34.49 pesos por acción a media jornada en la bolsa chilena.

abr