La Comisión Reguladora de Energía (CRE) dejó sin efectos el acuerdo A/057/2018, con el cual el regulador ya no determinará precios tope para la venta de primera mano y almacenamiento de combustibles de Petróleos Mexicanos (Pemex). La decisión se aprobó de forma unánime en el órgano de gobierno del regulador.

Previo a la liberación de precios e importaciones de gasolinas, Pemex contaba con la facultad de otorgar descuentos a los distribuidores del país conforme conviniera a sus intereses comerciales. Con los cambios a nivel normativo de la reforma energética, la CRE estableció una regulación asimétrica para las ventas al mayoreo de la estatal, cuyos topes serían determinados por la CRE mensualmente.

Según el analista Ramsés Pech, el cambio establece un precedente en el mercado, debido que anteriormente la autorización de contratos en el tipo y valor de la venta de combustibles a comercializadores, estaciones de servicio y mercado pasaban por la CRE. Ante el cambio, Pemex decidirá a quién y a cuántos vender el producto al mejor interés de la empresa.

“Esto ocasionará que decida a cuánto venderá en función del volumen y condiciones contractuales que celebren. Ahora, el precio del mercado de los combustibles estará en la terminales de almacenamiento y reparto (TAR). Esto ocasionará que algunas estaciones de servicio puedan reducir ventas o cerrar ante no tener una ventaja competitiva en el mercado”, aseguró.

Adicionalmente, provocará discrepancias en el mercado ante la selección del cómo, cuánto y a quién vender, dando a lugar a tener variación de precios de la TAR hacia atrás.

Las empresas de otra marca de Pemex podrán tener el beneficio siempre y cuando tengan precios preferenciales a volumen o posiblemente aumente la importación, pero a qué precio, explicó.

Los empresarios gasolineros de la Onexpo demandaron que se lleve a cabo por lo menos una reunión de carácter explicativo con la CRE antes de que concluya el año, para que les detallen estos cambios que afectan completamente su negocio.

“Al quedar sin efecto y modificarse varios acuerdos regulatorios, por decisión unánime de la CRE, es indispensable contar con un exhaustivo análisis de retos y oportunidades, y de los nuevos escenarios que se abren para el sector de los petrolíferos, gasolinas y diésel, en el mercado de combustibles. Ese ejercicio se inició y sus conclusiones serán dadas a conocer próximamente”, solicitaron en un comunicado.

Además, consideraron que es conveniente y oportuno para los empresarios mexicanos que se convoque a una sesión extraordinaria de la CRE, antes de concluir el 2019, que autorice los permisos y cesiones de la cadena (expendio, transporte, almacenamiento, comercialización y distribución) que están pendientes y que representan inversiones patrimoniales ya hechas, pues sólo así se podrá estar en condiciones de cumplir con las obligaciones próximamente en vigor.

[email protected]