La obra más importante de infraestructura eléctrica de esta administración: la presa La Yesca, ubicada en los límites entre Nayarit y Jalisco, será inaugurada en octubre, confirmó el lunes la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Al inaugurar la 25 Reunión de Verano de Potencia del Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE), en Guerrero, el titular de la paraestatal, Jaime González Aguadé, aseguró que los retos de la empresa serán reducir costos y trabajar con energías limpias, como es el caso de la hidroeléctrica.

Al hacer un balance del sector eléctrico durante esta administración, dijo el titular de la CFE, se dio un gran impulso a la generación con hidroeléctricas, al concluir la presa El Cajón en el estado de Nayarit e iniciar La Yesca, en los límites de Jalisco y Nayarit, que comenzará a operar el próximo mes de octubre , informó la CFE en un comunicado.

La Yesca se encontrará en el cauce del Río Grande de Santiago municipio de la La Yesca, Nayarit, y tendrá una capacidad para generar 750 megawatts de energía eléctrica, con un embalse aproximado a 1,392 millones de metros cúbicos.

Esta obra fue adjudicada en 2007 a la mexicana ICA con un costo de 768 millones de dólares; tras el banderazo del presidente Felipe Calderón, inició su construcción, dividida en cinco fases, en enero del 2008.

El proyecto formará parte del sistema hidrológico del Río Grande de Santiago formado por la presa Aguamilpa y la presa El Cajón que en conjunto generarán 4,300 MW, mismos que se añadirán a los 12,000 MW que actualmente tiene el país al concluir la Yesca .

Este año, según informes de la CFE, los esfuerzos en la presa se concentraron en terminar la cortina de más de 208 metros de altura, algo así como un edificio de 50 pisos, que se integra por 12 millones de metros cúbicos de roca, aluviones y filtros respaldando la cara de concreto formada por tableros de 13 metros de ancho.

Una vez inaugurada, la Yesca se contará entre las cinco más altas del mundo, junto con la de Nurek, en Kasijistan (300 metros), la Gran Dixense, en Suiza (285 metros), Inguri, en Georgia (272 metros) y Chicoasén, en Chiapas, México, (262 metros).

La última etapa, anunció la CFE a inicios del 2012, es la instalación de dos unidades turbogeneradoras de 375 MW de potencia instalada para generar a través del caudal del río Santiago.

[email protected]