La Comisión Federal de Electricidad (CFE) dio el resultado de la licitación para la prestación del servicio de transporte de gas natural a través del gasoducto denominado Tuxpan–Tula, en el cual resultó ganadora la empresa Transportadora de Gas Natural de la Huasteca, filial de la empresa TransCanada, que presentó una oferta de poco más de 297 millones de dólares para construir y operar por 25 años el ducto.

La oferta de Transportadora de Gas Natural de la Huasteca, por 297 millones 196,554 dólares, representó el valor presente más bajo del contrato de transporte de gas de entre todas las propuestas recibidas. Este valor se encuentra debajo de lo presupuestado por la CFE para este proyecto de 445 millones 626,000 dólares. Esto equivale a un ahorro de 33.3 por ciento.

La CFE recibió cinco propuestas solventes técnicamente, y los cuatro participantes que quedaron en la contienda fueron: el consorcio entre la mexicana Carso Electric, que lleva aproximadamente la mitad de los kilómetros adjudicados por la CFE del 2014 a la fecha, y Promotora del Desarrollo de América Latina; el consorcio ibérico formado por Enagás Internacional y Elecnor; la filial de Infraestructura Energética Nova, Gasoducto de Aguaprieta, y el consorcio conformado por la filial mexicana de la ibérica Sacyr, Invex Infraestructura e Hidrocarburos Apollo.

El proyecto se licitó con autorización de la Comisión Reguladora de Energía. El contrato comprende la ingeniería, permisos y autorizaciones, construcción, operación y mantenimiento por parte de la empresa privada. La empresa privada será la propietaria del gasoducto, que tendrá una capacidad de transporte de 886 millones de pies cúbicos diarios, con un diámetro de 36 pulgadas y una longitud aproximada de 283 kilómetros. La operación comercial está programada para diciembre del 2017. Con este fallo, desde el 2014 a la fecha se han concluido nueve procesos licitatorios para gasoductos.

[email protected]