El pleno de la Comisión Federal de Competencia (CFC) impuso una multa de 920,000 pesos a empresarios (productores e industriales), una organización civil y a servidores públicos por realizar prácticas monopólicas en el ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en el mercado de la tortilla.

De acuerdo con la resolución DE-014-2010 del órgano antimonopolio, los empresarios segmentaron el mercado de la tortilla a través de brindar servicio a domicilio con motocicleta, lo que limita la libre competencia y concurrencia del consumidor del ayuntamiento. La CFC resolvió, con tres votos en favor y uno en contra de los comisionados, sancionar la práctica de colusión que involucra a servidores públicos.

Para el Consejo Estatal de la Industria de la Masa y de la Tortilla de Chiapas y a la asociación civil Somos Chiapas, se impuso una multa por 400,000 pesos a cada uno. A dos servidores públicos (José Valls y Alfredo Machorro) y dos empresarios (José Ramón y Mario Alberto Coutiño Fonseca) se les castigó con 30,000 pesos de manera individual.

[email protected]