La Comisión Federal de Competencia (CFC) impuso a Telmex y ?Telnor una multa de 657 millones de pesos por prácticas monopólicas en el mercado de arrendamiento mayorista de enlaces dedicados locales y de larga distancia.

La investigación se inició por una denuncia de Axtel, a la que Grupo Telmex le negó por casi dos años el servicio de arrendamiento mayorista de enlaces dedicados locales y de larga distancia nacional en 32 localidades y seis rutas interurbanas, a pesar de que este servicio se encuentra disponible y es normalmente ofrecido a terceros, entre ellos Alestra, Iusatel, Maxcom, GTM y Marcatel.

Eduardo Pérez Motta, presidente de la CFC, dijo a El Economista que la multa por prácticas monopólicas es un proceso independiente a la investigación de dominancia en enlaces dedicados.

Explicó que el asunto de dominancia está en manos del Poder Judicial, luego de que en el 2011 la Segunda Sala de la SCJN resolvió que las empresas de servicios de telecomunicaciones sí tienen interés jurídico para interponer recursos de reconsideración ante la CFC en contra de las resoluciones de poder sustancial.

Por otra parte, Telmex indicó que realizará el análisis exhaustivo de esta resolución para determinar las acciones conducentes ante las instancias a que haya lugar, en estricto apego a Derecho.

En tanto, consideró que ésta no valoró debidamente las pruebas aportadas por la empresa. Axtel destacó que analizará el contenido de la resolución.

INHIBIÓ CAPACIDAD DE AXTEL

A través de un comunicado, la CFC informó que la negativa de trato de Grupo Telmex se extendió de agosto del 2009 a junio del 2011, lo que inhibió la capacidad de Axtel para proveer los servicios minoristas de telecomunicaciones que requieren el acceso a enlaces dedicados, es decir, telefonía local, telefonía de larga distancia y servicios de valor agregado.

Por estas causas, los comisionados que integran el pleno de la CFC resolvieron que la negativa de trato constituye una práctica monopólica, de alta gravedad e intencional, además que es una conducta reincidente.

En consecuencia, además de ordenar la supresión de la práctica, la CFC impuso una multa de 657 millones de pesos asociada al daño causado al proceso de competencia.

La decisión del pleno se dio por unanimidad y las firmas Telmex y Telnor tienen 30 días hábiles para interponer un recurso de reconsideración ante el pleno del órgano antimonopolios.

El acceso mayorista a enlaces dedicados es necesario para proveer servicios de telecomunicaciones a los usuarios finales; de acuerdo con la CFC, Telmex tiene poder sustancial de mercado en enlaces locales y de larga distancia.

[email protected]