El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, dijo que los empresarios del país no apoyan una reforma laboral sin el consenso debido y sin que se apoye a los trabajadores.

En ningún momento pensamos que tendríamos que ir a una reforma sin estar de acuerdo y sin que le beneficie a los trabajadores y al pueblo de México. Eso es impensable. Hoy, más que nunca, todos tenemos que trabajar con un proyecto de nación que nos garantice, realmente, generar mejores condiciones de vida a todos , afirmó el representante empresarial.

Entrevistado al término de su participación en la Cumbre de la Comunicación, consideró los 8 pesos que se proponen como salario por hora dentro de la reforma laboral es un nivel muy bajo, pero dijo que la integralidad de esa reforma se sustenta en crear un mayor número de empleos y más oportunidades laborales para quienes hoy no las tienen.

En su discurso, el líder de los empresarios propuso ante Andrés Massieu, representante del presidente electo, Enrique Peña Nieto, la creación de un consejo para la competitividad y el crecimiento económico de México, integrado tanto por miembros del gobierno como por representantes de la Iniciativa Privada.

jmonroy@eleconomista.com.mx