Ante el resurgimiento del proteccionismo en el mundo, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) sostuvo que el modelo del libre comercio no está agotado en México, lo que requiere es extender y multiplicar los beneficios para las pequeñas y medianas empresas, así crear un ambiente amigable para las inversiones.

"El verdadero problema es que no hemos conseguido generar un ambiente propicio para la creación y crecimiento de micro y pequeñas empresas. En nuestro país, 95% de las empresas son pequeñas, sin embargo, 53% de ellas tiene un déficit en el acceso a servicios bancarios", lamentó Juan Pablo Castañón, presidente del organismo empresarial.

NOTICIA: Pymes, prioridad del CCE en 2016

En su mensaje semanal La Voz CCE, el dirigente empresarial criticó que la apertura comercial se haya traducido en rezago tecnológico, monopolios, escasez y pobreza, durante el siglo pasado, y actualmente se orille al mundo a impulsar el cierre de los mercados, por limitar su creatividad en lugar de fomentarla.

Al comparar el populismo de Venezuela con la apertura comercial de México, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aseveró que un mercado abierto es el camino más adecuado para detonar el bienestar de la sociedad, para ser incluyentes y ofrecer oportunidades para la gente.

Actualmente, dijo, la regulación es tan demandante, que en estas empresas seis de cada diez empleados atienden trámites en lugar de dedicarse a producir, a buscar proveeduría, a nuevos productos, a vender y a cobrar.

NOTICIA: México, sin políticas públicas para madurar a empresas: CCE

mfh