En reunión presencial y virtual con la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República para hablar del paquete económico 2021, representantes de organizaciones empresariales y sectores productivos refrendaron que la prioridad es trabajar por la recuperación de la economía.

Si se quiere “una recuperación real, duradera y rápida”, afirmó Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), es fundamental dinamizar e incentivar la inversión privada, indispensable para poder “recuperar los empleos perdidos, y, por supuesto, incrementar el consumo.

“Por ello estamos proponiendo que se adopte un mecanismo temporal de deducción inmediata de inversiones... Esto deberá hacerse sin distinción de zonas geográficas o sin distinción tampoco del tamaño de las empresas.

“Requerimos un ambiente de negocios que promueva la inversión con certeza jurídica y reglas claras, que no se cambien constantemente. Para que la economía prospere necesitamos un respeto irrestricto al estado de derecho por parte de todos los actores”, estableció por videoconferencia.

Dentro del amplio paquete de disposiciones en materia tributaria presentado por el Ejecutivo al Congreso, dijo, se encuentran algunos cambios que podrían afectar negativamente la certidumbre jurídica de los contribuyentes, mismos que son analizados a detalle por los especialistas de las organizaciones empresariales para hacer las propuestas correspondientes.

Las pequeñas y medianas empresas son las mayores generadoras de empleo, abundó, para las que son indispensables una verdadera simplificación administrativa y fuentes de financiamiento accesibles.

Para Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), el gran reto es salir en el menor tiempo posible de la “gravísima crisis económica, provocada por el Covid-19”.

Desde el Senado propuso siete medidas estratégicas, entre otras implementar un estímulo que permita la deducción total de las prestaciones laborales otorgadas a los trabajadores, permitir a los contribuyentes celebrar convenios temporales de pago de impuestos en parcialidades, y agilizar la devolución del IVA.

Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), dijo que habrá confianza de inversionistas nacionales y extranjeros en la medida en que haya reglas claras, apego al estado de derecho y definición precisa de los sectores de la economía donde quiera invertir el gobierno federal y donde pueda hacerlo la iniciativa privada.

rolando.ramos@eleconomista.mx