Para la última licitación de asociaciones en que la Iniciativa Privada podrá asociarse con Petróleos Mexicanos (Pemex) en esta administración, que incluye siete bloques terrestres, el gobierno mexicano buscará obtener los mayores montos en efectivo de inmediato por la firma de los contratos y éste será el criterio de adjudicación, no los incrementos porcentuales a las regalías que obtendrá por la extracción de hidrocarburos como en licitaciones anteriores, según las modificaciones que realizaron la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) a este proceso.

En la 36 sesión extraordinaria del órgano de gobierno del regulador, explicaron que la Secretaría de Hacienda estableció que en la licitación mediante siete procesos de farmout, que se llevará a cabo el próximo 31 de octubre, no habrá valores mínimo y máximo sino un valor único: de 15% en los campos Artesa, Bacal-Nalash, Bedel-Gasífero, Cinco Presidentes, Juspí-Teotleco y Lacamango y 6% en Giraldas-Sunuapa, como porcentaje de regalía adicional cuando arranque la explotación de los bloques, con lo que todos los concursantes estarán obligados a ofrecer un monto en efectivo, del cual 80% será para Pemex y 20% para el Estado. Cabe recordar que en las últimas licitaciones los participantes pudieron ofrecer un mínimo y un máximo y sólo en caso de ofrecer el máximo presentaban un monto en efectivo, que primero sirvió como criterio de desempate y después fue vinculante a su propuesta, aunque no hubiera empates. Estos pagos deberán realizarse antes de la firma de los contratos, en el caso de 20% para el Estado.

En el caso del 80% que será destinado a Pemex, las formas y plazos de pagos serán definidas una vez que inicien las inversiones por parte de los socios.

Así, Pemex invertirá menos en los primeros meses o años de operación conjunta con sus potenciales socios que tendrán 55% de participación en los campos. Cabe recordar que la estatal recibirá además un pago correspondiente a las inversiones que ha realizado en los campos, que en el caso del campo Artesa será de 86 millones de dólares, en Bacal-Nelash de 66 millones, en Bedel-Gasífero de 128 millones, en Cinco Presidentes de 120 millones, en Juspí-Teotleco de 146 millones, en Lacamango de 5 millones y en Giraldas-Sunuapa de 36 millones de dólares, que los contratistas estarán obligados a pagarle si quieren firmar el contrato de asociación.

En la misma sesión, se publicaron cambios tanto a las bases de licitación como al contrato de licencia y al acuerdo de operación conjunta entre Pemex y los licitantes. Entre los cambios se aprobó ampliar de 120 a 180 días el plazo para que los contratistas presenten sus planes de desarrollo en los campos donde hay producción actualmente.

Ronda 3.2

En la misma sesión se dieron a conocer los valores mínimos y máximos como oferta de regalía para participar en la Ronda 3.2 de 37 contratos de licencia en bloques terrestres convencionales, donde para los campos en la provincia de Sabinas-Burgos, un bloque de las Cuencas del Sureste y casi todos los campos de Veracruz se establecieron 2.5 y 25%, mientras que, para Tampico Misantla, casi todos los campos en las Cuencas del Sureste y un bloque de Veracruz, 5 y 40 por ciento.

[email protected]