El gobierno de Estados Unidos reconoció que si no abre en forma definitiva el servicio internacional de carga por carretera con México, deberá aceptar nuevamente la imposición de represalias por más de 2,600 millones de dólares en las exportaciones estadounidenses al mercado mexicano.

La advertencia fue lanzada por el Departamento de Comercio (DOT, por su sigla en inglés) el viernes, al divulgar que México aprobó un programa piloto trianual que confirmó la conclusión de otra prueba similar previa: el servicio prestado por empresas mexicanas, altamente supervisadas, fue más seguro en promedio frente a sus pares estadounidenses.

El reporte sobre el programa trianual fue enviado el viernes al Congreso estadounidense, que tendrá que dar su aval al respecto, y ese mismo día, Jim Hoffa, presidente de los Teamsters, el mayor sindicato estadounidense de camioneros, no criticó el resultado en sí mismo, sino lo limitado de la muestra, aduciendo que participaron sólo 15 empresas mexicanas.

Abrir la puerta al sistema de transporte transfronterizo con México es un paso mayor hacia el fortalecimiento de nuestras relaciones con el tercer más grande socio comercial , dijo Anthony Foxx, titular del DOT.

Estados Unidos no respetó su compromiso de abrir este servicio desde 1995, pero luego México ganó un panel en el marco del TLCAN, por lo que iniciaron en septiembre del 2007 un programa demostrativo que tenía como meta permitir, a partir de agosto del 2010, el libre paso de camiones, una vez evaluadas las operaciones de 100 empresas por cada país.

Pero unilateralmente, en marzo del 2009, el presidente Barack Obama, ligado políticamente a los Teamsters, canceló el programa. El gobierno de México cuestionó que no había razón para ello, porque hasta entonces se habían realizado más de 46,000 cruces, sin registrar incidentes de importancia . En ese mismo mes, México impuso represalias a 89 productos estadounidenses (53 industriales y 36 agrícolas) .

Luego ese listado fue cambiado en agosto del 2010, cuando se subieron los aranceles a 99 productos (54 agroalimentarios y 45 industriales) a un rango de entre 5 y 25%, cuyas importaciones totales desde Estados Unidos tenían un valor de 2,600 millones de dólares.

Historia de desencuentros

  • Diciembre de 1995. EU impide que México preste servicios de carga internacional en estados fronterizos.
  • Enero del 2000. EU impide que México preste servicios de carga internacional en todo el territorio estadounidense.
  • Febrero del 2001. México gana a Estados Unidos un panel de solución de controversias en el TLCAN sobre el caso.
  • Septiembre del 2007. Ambos países inician un programa de apertura gradual para el cruce de camiones.
  • Marzo del 2009. El presidente Barack Obama aprueba una ley que corta los recursos presupuestarios al programa de apertura.
  • Marzo de 2009. México reacciona imponiendo represalias a EU.
  • Octubre de 2011. Estados Unidos reabre el servicio por tres años para evaluar la seguridad de los prestadores mexicanos.
  • Enero de 2015. El gobierno de EU afirma que México pasó la prueba del programa trianual.

Fuente: Secretaría de Economía

Viola el TLCAN: José Muñoz

Canacar rechaza apertura diferenciada

El director de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), José Refugio Muñoz, dijo que el anuncio del Departamento de Transporte de Estados Unidos de una eventual apertura de la frontera incluye un planteamiento diferenciado a los mexicanos, lo cual no debe ocurrir.

Nos vamos a acercar con las autoridades para explicar que esa decisión (que todavía debe ser aprobada por el Congreso estadounidense) sigue siendo violatoria a lo que se pactó en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Ellos están obligados a dar el mismo trato que dan a sus transportistas y a los canadienses que cruzan sus fronteras , refirió en entrevista.

El directivo explicó que los requisitos que deberían cumplir las empresas interesadas en transitar por EU son los mismos que se plantearon en el programa demostrativo.

Ejemplos del trato diferenciado son las preauditorías que se quieren emitir antes de los permisos y las inspecciones a los camiones cada 90 días, sobre todo porque ya quedó claro que estamos preparados para ingresar a EU y no vemos por qué eso deba seguir igual , refirió.

Recurso legal

Recordó que en octubre pasado informaron al gobierno de EU que reiniciarían una demanda de arbitraje en la que busquen se compense a los transportistas mexicanos por los más de 20 años de incumplimiento. (Alejandro de la Rosa)

[email protected]