Sin titubeos frente los amagos de Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, la automotriz alemana BMW reiteró que continúa sus planes de abrir una planta en San Luis Potosí, México, para el 2019, y que exportará no sólo a Estados Unidos, sino a Europa y Sudamérica.

La planta prosigue como estaba previsto y concluirá en el 2019 , dijo Peter Schwarzenbauer, miembro del directorio de administración de BMW en una conferencia de prensa, en Múnich, Alemania.

Durante una entrevista con el diario alemán Bild, Donald Trump declaró que BMW debería construir su nueva planta en Estados Unidos porque eso sería mucho mejor para la compañía.

Agregó que Alemania es un gran productor de vehículos, lo que se aprecia en la cantidad de Mercedes Benz que circulan en Nueva York, sin que haya reciprocidad. Los alemanes no compran Chevrolets al mismo ritmo , declaró, lo que hace que la relación comercial sea injusta. El presidente electo dijo que defendía el libre comercio, pero no a cualquier precio.

La amenaza del presidente electo de Estados Unidos, de imponer un alto impuesto a los autos que esta empresa produzca en México para ser enviados al mercado estadounidense, no inquieta a los alemanes, porque su apuesta no se centra en la política del país vecino, sino en el negocio que tienen en territorio mexicano.

En diciembre pasado, Alexander W. Wehr, presidente y director general de BMW en México, América Latina y el Caribe, aseguró que la labor de la alemana en nuestro país no será enfocarse a lo que acontezca en la nación vecina a raíz del cambio de gobierno en Estados Unidos que amenaza con imponer aranceles a los vehículos procedentes de México , sino acrecentar el negocio con los mexicanos.

El camino está por delante y enfocado en México. Si hay aranceles, se podría mandar más producción a otras regiones como Asia. Eso podría ser una oportunidad para México , refirió el directivo en una entrevista.

No estamos preocupados y somos optimistas , insistió Wehr, al recordar que BMW fabricará en San Luis Potosí la sexta generación de la Serie 3 para la demanda mundial, con la producción inicial de 150,000 unidades, en una planta en la que se invertirán 1,000 millones de dólares y que fue anunciada desde julio del 2014.

Alemania, firme

Al igual que BMW, la semana pasada otras automotrices germanas con operaciones en México, como Volkswagen y Audi, reiteraron que mantendrán sus planes, pues no sólo abastecen al mercado estadounidense, sino a Asia, Sudamérica e incluso Europa.

Stephen Keogh, presidente de Audi Norteamérica, descartó el cierre de la nueva planta que el grupo construyó en San José Chiapa, Puebla, que comenzó operaciones en septiembre pasado.

Por su parte, Iñaqui Nieto, director general de Volkswagen en México, destacó que la automotriz seguirá adelante con los planes de nuevos modelos en el país, entre ellos el modelo urbano Up, la SUV Tiguan y la nueva camioneta Atlas.

Impuesto de Trump dañaría a toda la industria

Autos germanos son de mejor calidad que los de EU: ministro alemán

El gobierno de Alemania declaró que de fijar Estados Unidos una tasa de ajuste fronterizo (BAT), como lo ha sugerido el equipo de Donald Trump, se dañaría a la industria automotriz establecida en el territorio estadounidense.

Sigmar Gabriel, ministro alemán de Economía, dijo que esa medida afectaría a la propia industria automotriz estadounidense, la cual empeoraría, se debilitaría y se encarecería , según una nota de la cadena alemana Deutsche Welle (DW).

Con el nuevo impuesto no se acumularían como ingreso las exportaciones, al tiempo que las importaciones no podrían ser deducibles para efecto del Impuesto sobre la Renta (ISR), con lo que al encarecer los insumos provistos del exterior, aumentarían los costos de producción.

Ayer Gabriel respondió a la queja de Donald Trump respecto a una supuesta falta de reciprocidad de Alemania en la compra de vehículos estadounidenses, que Estados Unidos debería construir mejores vehículos y así su industria también tendrá más opciones en el mercado alemán.

El funcionario teutón expresó sus dudas de si el presidente electo podrá implementar tan fácilmente sus planes y recomendó esperar a lo que diga el Congreso, dominado por los republicanos y que cuenta con políticos que, según el ministro, quieren lo contrario que Trump .

En declaraciones a DW un portavoz del fabricante de automóviles BMW expuso que la mayor planta de la empresa bávara se encuentra en Spartanburg, en el estado de Carolina del Sur. Ahí se producen todos los modelos de la serie X, más de 411,000 unidades al año; 70% de estos vehículos es vendido en el exterior, lo que convierte a BMW en uno de los mayores exportadores en Estados Unidos.

Además, se está ampliando la planta para producir 450,000 vehículos. Con la construcción de la fábrica en San Luis Potosí no se trasladarán empleos de Estados Unidos a México, agregó.

En México, BMW pretende fabricar a partir del 2019 la limusina Serie 3 para el mercado mundial. Según informaciones de la empresa, ésta emplea en Estados Unidos tanto directa como indirectamente a 70,000 personas, 8,800 en la planta en Spartanburg. (Con información de Roberto Morales)

lgonzalez@eleconomista.com.mx