La mina Escondida en Chile, el mayor yacimiento de cobre del mundo, dijo el lunes que sus propietarios aprobaron una inversión de 180 millones de dólares para la proyectada renovación de una antigua planta concentradora que prevé poner en funcionamiento a mediados del próximo año.

En abril, Daniel Malchuk, jefe para Americas de BHP -controladora de la mina-, explicó que en el primer trimestre se detuvo la concentradora Los Colorados y se espera que en julio del 2017 puedan estar activas todas las plantas del complejo para cumplir con la meta de producción comprometida.

NOTICIA: Inversiones de Codelco superaron a las principales mineras privadas

La unidad tendrá una capacidad de tratamiento aproximada de 100,000 toneladas diarias.

Escondida inauguró este año una tercera planta concentradora que se suma a sus esfuerzos para mantener la producción en torno a 1,2 millones de toneladas anuales durante una década a partir de este año.

NOTICIA:

Además, avanza en la construcción de una segunda planta desalinizadora para garantizar las necesidades de agua de sus proyectos.

La debilidad en los precios globales del cobre golpeó las ganancias de Escondida en el primer trimestre, pese a una sensible baja en sus costos debido a un plan de retiro de trabajadores.

NOTICIA: Escondida en Chile despide a 2.4% de su plantilla laboral

BHP posee 57.5% del yacimiento, en el que también participan Rio Tinto, JECO Corporation y JECO 2.

abr