Laboratorios Ankor era una empresa con sede en Nuevo León, México, dedicada a la producción y venta de medicamentos para el área de cardiología. En febrero del 2011 estaba por lanzar un nuevo fármaco, llamado Cardex, para el tratamiento de la hipertensión arterial.

Como parte de la promoción había contactado al doctor Gutiérrez, un famoso cardiólogo reconocido a escala nacional. Los Laboratorios Ankor le habían solicitado fungir como su orador principal en múltiples conferencias y congresos en todo México, ya que si contaban con su imagen para el impulso de Cardex una gran cantidad de médicos recetaría ese nuevo producto.

Cardex no era un mal medicamento , pero tampoco ofrecía algo nuevo comparado con lo que ya existía en el mercado de fármacos. De hecho, existían por lo menos tres medicamentos de otras compañías que igualaban e incluso superaban en eficacia a este fármaco de Ankor. Sin embargo, todos estos medicamentos tenían un precio entre 30 y 40 % superior al de Cardex.

El doctor Gutiérrez estaba analizando seriamente la oferta de los Laboratorios Ankor, debido a que el tiempo que tendría que dedicar a la promoción era poco y el pago mensual que se le proponía era casi igual al de tres meses de su trabajo como médico. Incluso, esta propuesta le permitiría a futuro conseguir uno de los objetivos que llevaba años buscando alcanzar: poner su propia clínica.

El contrato con Laboratorios Ankor implicaba que el doctor Gutiérrez promocionara durante un año a Cardex como la mejor y más novedosa opción terapéutica para el tratamiento de la hipertensión arterial .

Dado que promover este fármaco le permitiría tener mayores ingresos económicos y un nuevo foro para mostrarse como experto en el tema, el doctor Gutiérrez se preguntaba si debía aceptar o rechazar la propuesta de los Laboratorios Ankor, sobre todo al tomar en cuenta que él podría ayudar a promocionar una opción significativamente menos costosa y más accesible a la población de escasos recursos, pero que no era exactamente la mejor y más novedosa . (Los nombres de la empresa y los personajes mencionados en este artículo fueron modificados a petición de los interesados).

Análisis de la decisión desde la ética del bienestar

El doctor Gutiérrez debe considerar las consecuencias que su decisión puede generarle a corto y largo plazo, pues aunque parece que el ser imagen de un fármaco que lo obliga a exagerar sus beneficios pudiera no tener grandes repercusiones, su prestigio como médico se vería afectado.

Una de las consideraciones que debemos tener como profesionistas es el respeto a nuestros clientes y colegas, por lo que señalar propiedades falsas en un producto no sólo es deshonesto, sino que también engaña a aquellos que confían en nosotros, afectando la confianza en la profesión misma.

Gutiérrez debe esforzarse por ver la oferta del Laboratorio Ankor en perspectiva, para tomar en cuenta el panorama completo.

Preguntas detonantes

  1. ¿Cuál es la decisión que debería tomar el doctor Gutiérrez?
  2. ¿Es el beneficio social buscado por el doctor Gutiérrez una justificación para exagerar las propiedades del medicamento?
  3. ¿Cuál es la responsabilidad de un profesional de la salud en el momento de recomendar determinado tratamiento a un paciente?
  4. ¿Consideras que la mercadotecnia que rodea la venta de medicamentos en nuestro país es honesta sobre las propiedades, beneficios y efectos de los fármacos?
  5. ¿Crees que haya casos en los que las farmacéuticas pudieran influir en la objetividad de los médicos al momento de recomendar un medicamento?
  6. ¿Cuál sería la responsabilidad de un médico si sabe que uno de sus colegas es deshonesto o poco objetivo con los tratamientos que recomienda a sus pacientes?

Management

*Basado en el caso Laboratorios Ankor de Juan Carlos Altamirano. Versión de por José Carlos Vázquez, profesor del Área de Formación Humanística y Ciudadana del Tec de Monterrey, Campus Guadalajara.

El Tecnológico de Monterrey y El Economista entregarán un Certificado en Ética para los Negocios a los lectores que resuelvan una serie de casos de publicación quincenal, de los que este texto forma parte. Consulta las bases en

http://eleconomista.com.mx/especiales/etica-para-los-negocios

¡Resuelve el dilema final!: ¿Sobrevivir o ser fiel a la misión institucional?

[email protected]

En colaboración con: