El gobierno federal y los agentes aduanales tomaron medidas para acelerar la puesta en práctica de la Ventanilla Única de Comercio Exterior y cumplir con el plazo impostergable de su inicio el próximo 1 de junio.

La Ventanilla obligará a realizar los trámites de comercio internacional por medios electrónicos y representa el mayor cambio en la regulación administrativa para los importadores y exportadores en los últimos años.

La Secretaría de Hacienda reportó que desde el 16 de enero y hasta antes de finalizar marzo unos 24,000 usuarios, de un universo de 60,000, emplearon la Ventanilla, lo que permitió a la Administración Central de Competencias y Modernización Aduanera encontrar inconsistencias o brindar apoyo.

En paralelo, la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (Caaarem) informó que apresura gestiones internas para que la gran mayoría de sus agremiados haga uso de la Ventanilla Única.

En mes y medio esperamos aumentar de 10 a 90% la participación de las agencias aduanales en la Ventanilla Única , dijo Alfonso Rojas, presidente de la Caaarem, quien promueve una campaña de convencimiento con la idea de que si no lo hacen quedarán fuera de mercado.

Hasta ahora, la Ventanilla funciona opcionalmente, pero a partir del 1 de junio será obligatorio su uso para todas las operaciones de comercio exterior en los trámites relacionados con las secretarías de Economía y de Hacienda.

Ambas dependencias anunciaron que no habrá otra prórroga, luego de que extendieran los plazos originales fijados para enero y luego para marzo del 2012.

No habrá ninguna prórroga más, a menos de que excepcionalmente se presentaran problemas técnicos , advirtió el viernes la Secretaría de Economía.

[email protected]