El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), que se negoció este año,marcará para México el inicio de la apertura comercial más profunda en las últimas dos décadas.

El TPP es un tratado de libre comercio que liberalizaría prácticamente todo el comercio entre sus integrantes, tanto de productos como de servicios, además de reducir las barreras a la inversión extranjera, las compras gubernamentales y la entrada temporal para personas de negocios.

NOTICIA: México, al fondo de la tabla en logística en el TPP

El 7 de octubre, representantes de Estados Unidos, Japón, Canadá, México, Australia, Singapur, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Chile, Vietnam y Brunei definieron conjuntamente las condiciones del acuerdo, y se espera que el TPP concluya su proceso de aprobación el año entrante.

A nivel global, el TPP ha generado un amplio análisis por incluir regulaciones sobre comercio electrónico, empresas paraestatales, protección de datos de medicamentos biológicos, uso de Internet, protección laboral y al medio ambiente, facilitación de negocios y pequeñas y medianas empresas.

El acuerdo comercial ofrece tres opciones para que pueda entrar en vigor y permite, en dos de los escenarios, que sea legalmente aprobado sin importar el voto del Senado de México.

La primera de las tres alternativas viables es que si dentro de los dos años siguientes a la firma del acuerdo todos los países signatarios han aplicado sus procedimientos legales, incluida la aprobación de los congresos legislativos, el acuerdo entrará en vigencia 60 días después de que todos hayan notificado el cumplimiento de ese requisito.

De no ser así, la segunda opción consiste en que el TPP entre en vigor 26 meses después de la firma si al menos seis de los signatarios han notificado que están listos, al haber concluido su proceso legal interno de aprobación, y representen al menos 85% del Producto Interno Bruto (PIB) combinado de los países firmantes correspondiente al 2013.

NOTICIA: EU anuncia acuerdo de libre comercio entre 12 países del Pacífico

Si las dos primeras alternativas no ocurren, la tercera vía es que el acuerdo entrará en vigor 60 días después de la fecha (indefinida) en que por lo menos seis de los firmantes originales hayan notificado que están listos. Una vez más, éstos deben ser un mínimo de seis signatarios que en conjunto representan al menos 85% del PIB del bloque.

Con el tratado, al margen de 73 clasificaciones de productos y algunos cupos para derivados lácteos y aceite de palma, México se comprometió a eliminar los aranceles a todas sus importaciones originarias de los otros 11 países asociados en el TPP, ya sea inmediatamente o en diferentes plazos, que van de tres a 16 años.

Las excepciones comprenden al azúcar, que mantendrá su arancel de 0.338 dólares por kilo, y algunas reducciones a aranceles, sin eliminarlos, a ciertos tipos de café, vehículos para transporte de más de 10 personas, tractores de carretera para semirremolques (tráilers) y trimotos usadas, entre otros.

Las restricciones a los servicios y las inversiones serán desmantelados con las reservas que hay constitucionalmente, con cláusulas que empatan los tiempos fijados en las recientes reformas estructurales de México con el TPP.

En el TPP, la regla de origen (contenido regional) quedó en 45% para vehículos y electrodomésticos, y en 55% en calzado, cuya parte superior debe ser producida en el bloque de los 12 países integrantes. El acuerdo obliga a cumplir la regla de origen conocida como hilo en adelante, con lo cual los hilos y las telas deben fabricarse en la región del TPP, con una lista de abasto de 194 insumos que podrán suministrarse desde fuera de la región, de haber insuficiencia regional de los mismos.

NOTICIA: Guajardo defiende competitividad nacional en el TPP

Por otro lado, los exportadores mexicanos se beneficiarían de la apertura de Singapur, Malasia, Nueva Zelanda, Australia, Brunéi y Vietnam, con los que no ha pactado acuerdos comerciales, y podrá acumular origen con ellos y con Estados Unidos, Canadá, Japón, Chile y Perú, con quienes tiene Tratados de Libre Comercio.

El Acuerdo de Asociación Transpacífico obligará a garantizar una protección de datos efectiva de ocho años a los medicamentos biológicos, sin ningún trato diferenciado entre los 12 países integrantes.

En comercio electrónico, el TPP impide requisitos de localización forzada de servidores y otros servicios esenciales, no discrimina productos digitales y éstos no pagarán aranceles cuando se transmitan de manera electrónica.

También creará tribunales especiales para resolver controversias sobre asuntos comerciales y medioambientales, a través de los cuales se pondrán imponer sanciones comerciales.

NOTICIA: El TPP liga reglas de origen a preferencias arancelarias

Este tipo de tribunales ya opera entre México, Estados Unidos y Canadá cuando se cometen violaciones al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en relación con el comercio de productos y servicios, o cuando se afectan inversiones extranjeras, pero no para cuestiones laborales o ambientales.

Por primera vez en un acuerdo comercial, el TPP exigirá adoptar leyes sobre salarios mínimos, horas laborales y seguridad y salud en el trabajo, y prohibirá subsidios a pesquerías dañinas, incluyendo las subvenciones que contribuyen a la sobrepesca.

[email protected]

erp