Los pequeños comerciantes del país demandaron al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a “cerrar filas y honrar su compromiso de no aumentar impuestos”, como lo propone el dirigente de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, de elevar un peso a cigarros, refresco y alcohol, ya que conllevaría a un golpe adicional a la economía mexicana.

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) dijo que en la actual situación que atraviesa la economía del país por los estragos de la Covid-19, “no hay condiciones para plantear aumento de impuesto alguno”.

Al calificar como “insensible” al dirigente nacional de Morena, el líder de los comerciantes pequeños expresó que “mover el avispero con un aumento de impuestos desataría una escalada de precios en los productos de alto consumo y, serían los consumidores quienes terminarían bailando con la más fea, empobreciéndose aún más”.

Refirió que a inicios de este año, se actualizó el IEPS al cigarro contra la inflación. Se “inflactó” su precio 7 pesos por cajetilla, cuyo costo promedio subió a 63 pesos. Este aumento de impuestos ya se hizo, resultó un duro golpe a la economía de los 15 millones de fumadores que hay en el país.

Aunque más allá de ese sector, la sobre carga fiscal al cigarro legal se ha traducido en el fortalecimiento del mercado del cigarro de contrabando en el país, con sus graves consecuencias: mayor riesgo sanitario, evasión fiscal, fortalecimiento de la informalidad y financiamiento a la delincuencia.

El representante de la Anpec sostuvo que la “ocurrencia despótica” de aumentar impuestos “no pasará”.

El aumento del IEPS al refresco, alcohol y tabaco, “tristemente se nos quiere vender como una medida necesaria que busca solventar los gastos para la atención de nuestra salud; mayor falacia no puede haber, el IEPS es una medida estrictamente recaudatoria”.

Lo recaudado por este impuesto (cigarros, refrescos, alimentos con alto contenido calórico, alimentos de mascotas, etc.) no ha sido destinado a atender la salud de los mexicanos; el presupuesto del sector salud en el sexenio pasado y, en lo que va de este, en lugar de verse incrementado, se ha visto reducido, acusó.