Altán Redes, operador de la Red Compartida de servicios móviles mayoristas, denunció que América Móvil del magnate Carlos Slim Helú tiene el poder para imponer barreras de entrada, controlar insumos y acceso a infraestructuras y con ello inhibe la capacidad de acción y las inversiones de otros operadores.

Javier Salgado, director de Altán Redes, exhortó al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a analizar los alcances de la regulación asimétrica impuesta desde el año 2014 a América Móvil y sus subsidiarias Telmex/Telcel y a considerar una modificación a ésta para hacer efectivos mandatos como la desagregación efectiva del acceso a la fibra óptica.

Las opiniones de Salgado se produjeron en el en el foro GSMA Latinoamérica México 2019, organizado por la asociación GSMA en la Ciudad de México del 4 al 6 de junio, y luego de que Carlos Slim Domit, hijo del magnate Slim Helú, y presidente del consejo de administración de América Móvil, acusara a Altán Redes de hacer un uso ineficiente del espectro que le otorgó el Estado mexicano

Durante su participación en el foro de la GSMA —una asociación internacional que agrupa a operadores móviles y compañías de telecomunicaciones de todo el planeta—, Javier Salgado indicó que no es suficiente tener en el mercado un operador mayorista como Altán Redes como única estrategia del Estado para generar competencia en la industria de telecomunicaciones, pues América Móvil aún acapara el 70% del tráfico de datos de todo México y continuará así en tanto la autoridad no haga más por equilibrar el sector.

“Los clientes de la Red Compartida se enfrentan a barreras importantes, barreras generadas por el agente económico preponderante (América Móvil) y parece que vamos a seguir así; hay que actuar. (…) El agente económico preponderante tiene el poder de inhibir la capacidad de nuestros clientes y controla insumos e infraestructura que son claves para proveer los servicios en el mercado mexicano”, dijo Javier Salgado mientras platicaba sobre regulación, acceso a infraestructura y temas de espectro radioeléctrico.

Salgado destacó que la Red Compartida llegará con su cobertura al 50% de la población mexicana en octubre, aproximadamente a 56 millones de personas y de ellos, a once millones de mexicanos que habitan en localidades con menos de 10,000 habitantes, pero, otra vez, las condiciones del mercado no son las ideales para potenciar estos números.

“Existe actualmente una situación compleja para que los nuevos entrantes sobre la Red Compartida desarrollen a tiempo sus negocios y se den en México condiciones adecuadas para ofrecer este tipo de servicios (…) el agente económico tiene un poder muy grande para inhibir las inversiones… Se deben proveer condiciones de competencia y nosotros vamos a poner todo de nuestra parte”, declaró el ejecutivo en respuesta a los dichos de América Móvil esta misma mañana sobre una supuesta operación ineficiente de la Red Compartida con la explotación de la banda de los 700 MHz que tiene en concesión.