En una transacción valuada en cerca de 637 millones de dólares, Grupo Casa Saba, firma mexicana líder en distribución de medicamentos, productos de belleza y publicaciones, adquirirá, cuando menos, 51% de las acciones de la cadena chilena de farmacias Ahumada (FASA).

A través de un comunicado de prensa, la compañía que dirige Manuel Saba Ades informó que el pasado 17 de mayo se firmó la documentación respectiva para la celebración de la compra, misma que aún deberá contar con el visto bueno de la Comisión Federal de Competencia.

El corporativo mexicano pagará 1,642 pesos chilenos por acción de FASA, equivalente a 467 millones de dólares, considerando el tipo de cambio promedio de la semana pasada.

No obstante, a dicha suma debe agregarse el equivalente a 162 millones de dólares, que corresponden al monto de deuda de la empresa chilena hasta el 31 de diciembre de este año.

Oferta pública por acciones de la Chilena

Así, Grupo Casa Saba realizará una oferta pública de acciones en la Bolsa de Comercio de Santiago por las 150 millones de acciones en circulación de FASA, la cual estará sujeta, entre otras cosas, a que al menos 51% sea vendido en dicha oferta.

Con este movimiento, la distribuidora mexicana tomaría el control de una red de más de 1,240 farmacias repartidas en México, Chile y Perú, que se sumarían a las 160 que ya opera en el territorio nacional y las 96 en Brasil.

Ventas de los fusionantes

En el 2009, las ventas conjuntas de FASA en sus tres mercados nacionales sumaron alrededor de 1,500 millones de dólares, mientras que las del conglomerado mexicano ascendieron a poco más de 2,200 millones de dólares.

En México, FASA controla las más de 700 sucursales de Farmacias Benavides, cadena de la que se hizo accionista mayoritario en el 2002 con la compra de poco más de 70% de las acciones.

En el 2009, la cadena reportó ventas por casi 750 millones de dólares, prácticamente la mitad de los ingresos del grupo chileno.

oamador@eleconomista.com.mx