Para el sector de la construcción lo realmente importante es que se nota ya el ejercicio del gasto público frente a los bajos niveles que se tuvieron el año pasado, luego del ajuste del cambio de gobierno, y los sectores más atractivos son comunicaciones, infraestructura hospitalaria, agua y energía, explicó Humberto Armenta, presidente de Regiomontana de Construcción (Recsa).

Cada vez invertimos más en infraestructura en gasto público y cada vez nos quedamos atrás en competitividad, entonces lo que se tiene que hacer es combinar el recurso público con el privado, este recurso necesita un rendimiento, no está diseñado para perderse , dijo.

Hay dos tipos de actividades que pueden hacer los privados, las rentables por sí mismas, como son los servicios otorgados a particulares, permiten que el Estado cobre una contraprestación por el derecho a hacerlo; y si no son rentables lo que se hace es participar con parte del capital de riesgo a fondo ,perdido, pero por la parte que pone el particular si obtiene utilidades.

Lo que viene son los esquemas de propuestas no solicitadas, que es donde las empresas quieren ofrecer un servicio, que es rentable y negocio para el privado, pero requieren el apoyo del gobierno para su autorización.

Aún no hay casos de éxito todavía, pero es definitivamente muy bueno porque el ente, económicamente racional, es la Iniciativa Privada, que anda buscando oportunidades de negocio y donde vea que la hay pues la propone al gobierno, en lugar de esperar o cabildear por abajo del agua para que el gobierno lo programe , advirtió.

El dato que tenemos es que necesitamos invertir entre 3.5 y 4% de inversión del PIB en infraestructura; es el monto ideal, pero del monto del presupuesto completamos apenas 1.5% del PIB, entonces tiene que haber inversión privada y la única manera de atraerla es con rentabilidad.

Es abrir la puerta para decir; el que tenga alguna idea de algún negocio y pueda armar un esquema que sea funcional es bien recibida , indicó.

Como empresa, lo que estamos buscando son concesiones que tengan como fuente de pago recursos del gobierno federal, puede ser el caso del agua, donde Recsa hace el trabajo y aunque la licitación es municipal se arman de tal manera los esquemas de pago que el fondo llega directo a la empresa por medio de un fideicomiso.

Si en una concesión municipal de agua el gobierno local no quiere pagar porque es una obra que hizo un gobierno anterior, el problema se resuelve de otra manera, el dinero pasa de la Federación al fideicomiso y de ahí el banco se cobra, de esa manera se puede incrementar la inversión en infraestructura hidráulica, por ejemplo.

[email protected]