Será a partir de este 2017 que la planta de Nestlé de Toluca comience a presentar una reducción de 70% en su consumo de agua por tonelada producida de café soluble, indicó Francis Pérez, directora de Creación de Valor Compartido de Nestlé.

Durante marzo, la compañía informó que hacia el 2020 invertirá 560 millones de pesos para reducir hasta en 20% el consumo de agua en sus plantas a nivel nacional, el capital se destinará en la renovación de procesos, maquinaria y tecnología.

La inversión de cuatro años concluirá en el 2020, y los principales cambios se observarán entre este año y el 2018. Nestlé en México desde el 2010 ha invertido más de 1,450 millones de pesos en sus fábricas para renovación de equipos y tecnologías para hacer uso eficiente de las energías renovables , comentó Pérez.

Compartió que México fue pionero en la tecnología Cero Agua para Nestlé, desde el 2005 ha reducido el agua consumida por tonelada producida en más de 59%, y un ejemplo es la fábrica Cero Agua, en Jalisco, que recupera el agua de la leche de vaca para utilizarla en procesos industriales.

En Lagos de Moreno se hace leche Nido, ahí se recupera el agua de la leche, se potabiliza y se reutiliza en los procesos. Esta planta opera sin extraer agua del subsuelo o tomar recursos municipales. En esta fábrica recibimos alrededor de 1 millón 400,000 litros de leche al día y producimos una leche en polvo, esa agua la recuperamos y la reutilizamos, ese uso de tecnologías nos hizo pensar cómo podríamos hacer para implementar esto donde también tuviéramos procesos de evaporación , explicó.

La fábrica de Toluca es la unidad de manufactura más grande de Nestlé en el mundo para café soluble, donde además de la reducción de agua, más de 40% de demanda energética es renovable, porque 80% de la electricidad es de energía eólica, y 50% del vapor es de energía de biomasa.

maria.rodriguez@eleconomista.mx