La marca deportiva alemana Adidas anunció el martes la puesta en venta de su filial estadounidense Reebok, en dificultades desde hace años.

Adidas "ha decidido empezar un proceso formal de desinversión en Reebok" como parte de un plan de recuperación de cinco años, informó el grupo en un comunicado. Informará de Reebok como una operación discontinua a partir del primer trimestre de 2021. Una fuente bancaria dijo que el negocio podría valer alrededor de 1,000 millones de euros (1,200 millones de dólares).

El texto no menciona ningún comprador potencial y se limita a indicar que se anunciarán más detalles en una reunión el 10 de marzo, cuando la compañía publicará los resultados de 2020.

El grupo indicó que va a concentrar sus esfuerzos de recuperación en la marca Adidas.

"Después de una cuidadosa reflexión, hemos llegado a la conclusión de que Reebok y Adidas serán capaces de mejorar significativamente su potencia del crecimiento de forma independiente", explicó el presidente de la multinacional, Kasper Rorsted.

"Trabajaremos diligentemente en los próximos meses para garantizar un futuro exitoso para la marca Reebok y el equipo que la sustenta", explicó.

Adidas compró Reebok, con sede en Boston (noreste de Estados Unidos) en 2006 por 3,800 millones de dólares, con el objetivo de reforzar su competencia con Nike.

Pero Reebok no llegó nunca a ganar su propia autonomía financiera, a pesar de colaboraciones con celebridades del mundo artístico como Victoria Beckham, Cardi B o Ariana Grande.

La marca está valorada actualmente en unos 800 millones de euros (unos 973 millones de dólares), tras sucesivas devaluaciones. 

Las ventas netas de Reebok bajaron un 7% en el tercer trimestre de 2020 a 403 millones de euros (488 millones de dólares), después de haberse hundido hasta un 44% el trimestre anterior. En 2019, Adidas redujo el valor contable de Reebok a casi la mitad, en comparación con 2018, a 842 millones de euros.

Las opciones para Adidas incluyen la separación de Reebok como una empresa pública independiente, o la venta de la marca a una empresa de capital privado u otro gran minorista deportivo. 

(Con información de Reuters)