Convocadas por El Economista y GINgroup en el foro “La Mujer como Capital Humano en los negocios, la administración pública y en la propuesta del nuevo Gobierno de la República” y luego de debatir y coincidir en que, sea cual sea el color del proyecto de nación que tome la estafeta en el relevo presidencial del próximo 1 de diciembre, es indispensable una estrategia nacional de políticas públicas para impulsar el empoderamiento de la mujer, representantes de las tres coaliciones electorales acordaron unificar la agenda de propuestas en este tema. “Nos comprometemos a trabajar las tres en una serie de propuestas unificadas por las mujeres de México”, afirmó Vanessa Rubio, jefa de la oficina del candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade.

Urge un plan de prevención de feminicidios

Es urgente erradicar la violencia contra las mujeres que se vive en el país, “no podemos seguir nuestras vidas así, no debemos acostumbrarnos”, por ello la plataforma de propuestas de Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, impulsa la prevención contra el feminicidio; además de permitir una mayor participación de mujeres en la toma de decisiones.

Así lo expresó la senadora del PAN Marcela Torres Peimbert, al participar en el foro La Mujer como Capital Humano en los Negocios, la Administración Pública y en la Propuesta del Nuevo Gobierno de la República, en donde dijo que el candidato del Frente, Ricardo Anaya, “es el único que plantea una estrategia de prevención de feminicidios. Las mujeres no estamos para dádivas, el ‘salario rosa’, ¡ay! ya nos van a poner guarderías nocturnas; no, no tenemos que ser parte de la estrategia de gobierno en el que se involucre a hombres  y mujeres”.

Añadió que la situación que vivimos “no es normal, como tampoco lo es que de los 12 feminicidios que suceden en América Latina 7 sean en México y además quedan impunes”.

Tras hacer un recuento de la cantidad de hechos que se han vuelto comunes en la sociedad mexicana, como la desaparición de los 43 normalistas, la senadora del PAN hizo una fuerte crítica a las propuestas de gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pues se tratan, dijo, de promesas que no tienen que esperar a atenderse actualmente, como es el caso de las mujeres trabajadoras domésticas, quienes carecen de todo tipo de prestaciones laborales.

“Desde aquí hago un llamado a los senadores del PRI para que se ratifique el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, pues de acuerdo con la senadora Torres Peimbert “hay 2.3 millones de mujeres que realizan este trabajo sin ninguna prestación”.

El convenio internacional 189 de la OIT, en la cual se promueve el trabajo digno para las trabajadoras del hogar, “será firmado por Ricardo Anaya el primer día cuando sea presidente de México”.

Asimismo, dijo que las propuestas en favor de las mujeres tienen que ir de la mano de un combate serio a la corrupción.

Igualdad no es sólo justicia, sino estrategia

Tras señalar que es prioritario empoderar a las mujeres, Vanessa Rubio, jefa de la oficina de José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, dijo que no se trata de una cuestión de derecho, sino de competitividad para las empresas y para el propio gobierno, por lo que este tema está como una de las prioridades en las propuestas de campaña a la elección presidencial.

Durante su participación en el foro La Mujer como Capital Humano en los Negocios, la Administración Pública y en la Propuesta del Nuevo Gobierno de la República, organizado por El Economista y GINgroup, expuso que hay tres propuestas concretas que tienen como fin empoderar a las mujeres.

La primera, dijo, es ofrecer guarderías con horario nocturno, una más vinculada al otorgamiento de créditos a la palabra; y crear las casas de día para adultos mayores, “debido a que es un fenómeno que se presenta con más frecuencia, hay más mujeres cuidando a adultos mayores que niños”.

Rubio expuso que es importante que se cubran las cuotas de género, en principio para romper con la mentalidad de quienes no ven a las mujeres con la capacidad de ocupar importantes cargos.

Comentó que hay datos mixtos, “la mayoría de la población, 52%, son mujeres, de ese tamaño es el poder de influencia que tienen las mujeres en la sociedad. Es relevante que se revise la cifra de cuántas mujeres trabajan en el empleo formal, 5 de cada 10 trabajan, habla del empleo formal, porque el empleo informal está mayormente concertado por mujeres; pero hay otro dato, 7 de cada 10 mujeres se dedicaban a cuidar a alguien en su familia”.  Para cumplir con las propuestas de campaña, dijo, los recursos “vendrían de una revolución en el gasto para eficientarlo”.

Por otra parte, sostuvo que o hay cambios o incentivos fiscales previstos para impulsar la equidad de género en el país, “no hay un estímulo fiscal que diferencie entre hombres y mujeres, pero sí estímulos fiscales para pymes; existe ahora Mujer Pyme, no sólo se tienen el tema de facilitación fiscal indistintamente para hombres y mujeres, pero sí uno específico de Nacional Financiera para ver cómo pagar impuestos, cómo contratar personas”, dijo.

El Estado le ha fallado a las mujeres

Para Olga Sánchez Cordero, “Andrés Manuel López Obrador no hace promesas, hace realidades. A mí me invitó a ser secretaria de Gobernación, me dijo: ‘Ministra la invito a ser la primera secretaria de Gobernación de este país porque ningún presidente en la historia de México habría tenido la confianza para dejarle a una mujer la política interior a su cargo’”; así inició su participación en el foro La Mujer como Capital Humano en los Negocios, la Administración Pública y en la Propuesta del Nuevo Gobierno de la República.

Sánchez Cordero explicó que el tema de la legalidad, la justicia y la equidad se refleja desde el momento en el que se nombra a un gabinete en donde hay hombres y mujeres por igual; y alertó a que las propuestas que buscan empoderar “sean con políticas públicas integrales”, de lo contrario hay un efecto contrario que puede afectar al tejido social.

Durante su participación en el foro organizado por El Economista y GINgroup, la ministra Sánchez Cordero retomó el tema relacionado con los contratos del aeropuerto; los cuales, dijo: “La ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos establece que la Secretaría de la Función Pública tiene el deber de revisar todos los actos de los servidores públicos, entre otros, los contratos que se hayan firmado”.

Asimismo, expuso que las propuestas que han hecho los candidatos del PRI y del Frente, como ampliar los horarios de guarderías, tener un horario flexible; “estamos de acuerdo, qué bueno que se tomen esas medidas; pero en el tema de violencia en todos sus ámbitos, hay estados en la República, gobernados por diversos partidos que se han resistido a dar la alerta de género y tener un registro de feminicidios”, por lo que en los actos de justicia hace falta mucho por hacer.

Añadió que “hay que hacer una revolución del gasto, de atención a la población más vulnerable. Si combatimos la corrupción, tendremos los recursos necesarios, no para las dádivas, sino para detonar desarrollo, y la gente que va teniendo los recursos necesarios cada vez menos va a necesitar programas sociales. Contrario a lo que se dice: que Andrés Manuel es populista, lo que quiere es detonar el desarrollo para que la misma gente vaya reduciendo sus necesidades”.

pmartinez@eleconomista.com.mx