La industria petrolera avanza lentamente en materia de inclusión de género: sólo 22% de la plantilla global se compone de mujeres en exploración y producción de hidrocarburos. Al ser actividades de alto riesgo y exigencia física, sumadas a las complicaciones de horarios y movilidad, tradicionalmente han sido realizadas por hombres en ambientes predominantemente excluyentes. Pero hay esfuerzos por modificar estas tendencias, como lo explica Enrique Hidalgo, presidente de Exxon Mobil México.

“Los retos que se presentan en la industria cada vez requieren más de enfoques multidisciplinarios y si los abordamos desde una perspectiva única implican más costos, tiempo y esfuerzos. Desgraciadamente muchos colegas no se dan cuenta del desperdicio de talento que la falta de inclusión en materia de múltiples enfoques genera, pero eso está cambiando”, aseguró.

En todos los negocios de Exxon Mobil México —comercialización de gasolinas, lubricantes y los arranques de upstream y midstream petroleros—, 33% de la plantilla laboral se compone por mujeres, relató. Ello está por encima de 14.6% que la Organización de las Naciones Unidas cuantifica para todos los puestos de liderazgo en el país.

Todavía está muy por debajo de la evidente posibilidad y necesidad de contar con una integración de género. Sin embargo, en los puestos directivos del naciente negocio de exploración y producción, 60% de quienes trabajan en México son mujeres, con lo que 11 personas se dedican a actividades como evaluación de nuevas oportunidades en las licitaciones, análisis financieros, vinculación con organismos públicos y aspectos legales rumbo al arranque de las actividades en campo de la estadounidense en nuestro país.

“Las contrataciones no se realizan con base en una cuota de género, sino que se busca a la persona idónea y más calificada para ese puesto, y ésos han sido los resultados”, aseguró. Hasta hace una semana, la gerente general de exploración era Lorna Campbell, en el puesto de mayor responsabilidad del país, encargada de definir los intereses de la compañía para nuevas inversiones.

POLÍTICAS Y PROVEEDURÍA

Aunque en México Exxon Mobil todavía no arranca la actividad de campo en los bloques petroleros donde tiene contratos, en el mundo es la firma privada más grande y dinámica en este rubro. El entorno en estos trabajos es altamente complicado, pero desde la elaboración de políticas como cero tolerancia a cualquier tipo de acoso, puertas abiertas, impulso a la participación equitativa, flexibilidad en los horarios, apoyo a la educación continua y canales de denuncia accesibles, buscan que exista seguridad física y mental para quienes trabajan en la empresa, hombres y mujeres, detalló Enrique Hidalgo.

La lucha por incrementar la inclusión no debe quedarse al interior de la empresa, aseguró, y dado que 60% de la actividad económica —remunerada y no— es realizada por mujeres en el mundo, mientras que menos de 10% de las compras de gobierno y grandes empresas se realizan en empresas lideradas por mujeres, Exxon Mobil tiene además una política de proveeduría en este rubro. En México, arrancó en el 2015 la búsqueda de empresas proveedoras, donde más de 51% de la propiedad es de mujeres y aumentó 25 veces hasta la fecha.

[email protected]