La expansión del consumo del acero mundial se desacelerará en el 2020, a 1.7%, lo que contrasta con el aumento de 3.9% esperado para este año, destacó André Bier Gerdau Johannpeter, presidente de la Asociación Mundial del Acero.

La demanda de acero mantiene un ritmo de menor crecimiento en lo que va del 2019, derivado de la incertidumbre económica mundial, las tensiones comerciales y los problemas geopolíticos que han pesado sobre la inversión y el comercio, explicó el ejecutivo, aunque en el caso de China sigue creciendo durante este año con tendencia a la baja para el 2020.

Al realizarse la Asamblea General de la Asociación Mundial del Acero sobre el futuro de la industria siderúrgica, en Monterrey, cuyo organismo privado representa a 70 países productores que aglutinan 85% del acero en el mundo, se informó que la demanda mundial de acero crecerá 3.9%, a 1,775 millones de toneladas en el 2019, y crecerá otro 1.7% en el 2020, para alcanzar 1,805.7 millones de toneladas.

La asociación siderúrgica, cuyos agremiados generan más de 2.5 billones de dólares anuales, destaca que la menor demanda de acero se debe a la pérdida de dinamismo de la manufactura mundial, particularmente la industria automotriz, que ha tenido una contratación en muchos países, incluido México. Sin embargo, en la construcción, a pesar de cierta desaceleración, se ha mantenido un impulso positivo.

Máximo Vedoya, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y Acero (Canacero), mencionó que el consumo en México cayó 6% en el primer semestre de este año y la proyección de la Asociación Mundial del Acero es que el consumo en México disminuirá en el 2019.

Al Remeithi, presidente del Comité de Economía del Acero Mundial, proyectó que América del Norte (México, Estados Unidos y Canadá) tendrá una demanda de 141.5 millones de toneladas en el 2019, al mostrar apenas crecimiento de 0.6% en comparación con el 2018, y para el siguiente año, podría tener un consumo 0.8% superior para quedar en 142.6 millones de toneladas.

Para este año, la Asociación Mundial del Acero pronostica que la demanda de acero en China crecerá 7.8% para alcanzar 900.1 millones de toneladas y se espera que el resto del mundo registre 0.2% de crecimiento a 874.9 millones.

“En el 2020, se espera que la demanda de acero china crezca 1%, mientras que la demanda de acero en el resto del mundo crecerá 2.5%, impulsada por una expansión de 4.1% en las economías emergentes y en desarrollo, excluyendo a China”, destacó el organismo siderúrgico.

Innovación, un reto del acero

Gerdau Johannpeter refirió que, en la última década, China ha estado creando conglomerados de acero y ha invertido en plantas con tecnologías de punta para la industria, de manera similar a lo que ya ha ocurrido en los Estados Unidos y Europa. El enfoque en la innovación, las nuevas empresas y la tecnología digital para la base industrial se han convertido en una gran ventaja competitiva para el país, estableció.

En los próximos años, enfrentaremos desafíos importantes que van desde problemas de sostenibilidad hasta el futuro de la movilidad con autos eléctricos y ciudades inteligentes. Y la Asociación Mundial del Acero continuará desarrollando iniciativas que beneficien a nuestros miembros y se comprometan en los esfuerzos para desarrollar la industria mundial del acero, señaló su presidente.

“Esperamos que la economía china empeore en la última parte del 2019 y en el 2020 con las tensiones comerciales no resueltas que agregan más presión. Es poco probable que el gobierno chino reintroduzca medidas de estímulo sustanciales a medida que continúa manteniendo un equilibrio entre contener la desaceleración y avanzar en su agenda de reestructuración económica”, concluyó la Asociación.

[email protected]