La Secretaría de Economía (SE) autorizó el viernes un cupo para importar hasta 250,000 toneladas de azúcar en el 2012, con el objetivo de evitar prácticas de acaparamiento.

Las importaciones se harán efectivas luego de que la dependencia efectúe la licitación pública correspondiente, pero (lunes) inició desde hoy la gestión administrativa del cupo, que llega a durar normalmente hasta cuatro meses.

Se pretende evitar incertidumbre en el mercado que pudiera derivar en prácticas de acaparamiento o especulación que ocasionen distorsiones en el mercado en perjuicio de la población consumidora o, incluso, de la industria productora , dijo Ulises Flores, director general de Industrias Básicas de la Secretaría de Economía.

Humberto Jasso, director general de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CNIAA), pidió que se respeten los momentos para realizar importaciones cuando no haya zafra y cuando sean menores los inventarios, particularmente, en el bimestre agosto-septiembre

En los últimos años, México no ha sido autosuficiente en la producción de edulcorantes y sus ingenios exportan azúcar a Estados Unidos porque obtienen ahí mejores precios.

De octubre del 2011 a septiembre del 2012, México producirá 5.5 millones de toneladas de edulcorantes, pero su consumo nacional aparente ascenderá a más de 5.7 millones, según estimaciones del Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Conadesuca).

CUPOS, DURANTE DESABASTO

Lo único que se pretende es cubrir tiempos administrativos y no implementar el cupo durante la zafra, sino, únicamente, cuando los datos demuestren que existe un riesgo para el desabasto , argumentó Flores.

A la Conadesuca la integran funcionarios federales, la CNIAA y uniones de cañeros. Para el actual ciclo, en principio había estimado una producción de 5.3 millones toneladas, pero en abril ajustó la cifra a 5 millones 36,215 toneladas, sobre todo, por afectaciones de una severa sequía en varios estados del país.

En el Diario Oficial de la Federación, la SE detalló el viernes que asignará hasta 80% del monto a licitar entre las personas físicas y morales que utilicen azúcar como insumo en sus procesos productivos de fabricación o transformación a otros productos de consumo. El resto se repartirá entre cualquier persona física o moral interesada.

rmorales@eleconomista.com.mx