Las ventas comparables de los afiliados de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) crecieron 2.7% en febrero, su desempeño más débil para un mismo mes desde el 2014, cuando cayeron 0.3%, mientras que contemplando todos lo meses se convierte en el más bajo desde agosto pasado, cuando crecieron 1.7 por ciento.

Con el resultado de febrero, este indicador del consumo liga cuatro meses en desaceleración, pues desde noviembre empezó a perder ritmo.

Como habíamos anticipado, el comienzo del 2017 ha dado señales de un menor ritmo en las compras de las familias, relacionado con una compleja base comparativa, un día menos frente al febrero bisiesto del 2016, y que existió una caída en los salarios, afectados por la inflación , consideró el analista de Grupo Financiero Ve Por Más, Alejandro J. Saldaña.

El analista explicó que dos elementos podrían explicar el desempeño del indicador: la difícil base de comparación (en febrero del 2016 creció 9.6%) y la segunda caída consecutiva en los salarios reales de febrero, consecuencia de una creciente inflación.

Durante febrero de este año el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un crecimiento de 0.58%, así como una tasa de inflación anual de 4.86%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El resultado de la ANTAD durante febrero se encuentra acorde al alza de 2.1% que presentaron las ventas comparables de Walmart en México durante dicho mes, que también fue el indicador más bajo desde la caída de 0.4% que la minorista presentó en diciembre del 2014. Además, las ventas de autos durante febrero también comenzaron a estabilizar su crecimiento, pues registraron un crecimiento de 6.5%, luego de los crecimientos de doble dígito que mostraron el año pasado.

De acuerdo con el analista de Ve por Más, las ventas de la ANTAD tuvieron un comportamiento significativamente favorable a partir del 2015, soportado por un entorno de expansión del crédito, la constante generación de empleo, una apreciación real de los ingresos familiares y el creciente desempeño de las remesas, además de un efecto calendario por año bisiesto en el 2016. De tal manera que no era sostenible continuar observando tasas de crecimiento cercanas a doble dígito dentro de un contexto de menor crecimiento económico este año.

A inicios de febrero, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció una reducción al crecimiento de la economía del país para el año en curso, pasando de 2.5 a 1.7 por ciento.

A pesar de que algunas variables, como el crédito al consumo y el empleo, han registrado cierta resistencia, prevemos que el entorno de menor crecimiento económico y menor poder adquisitivo, aunados a los bajos niveles de confianza, generen un comportamiento de moderación en el consumidor , concluyó el analista de Ve por Más.

A tiendas totales, las ventas de la ANTAD crecieron 5.6% en febrero, con ventas acumuladas en el año con un valor de 237,300 millones de pesos.

maria.rodriguez@eleconomista.mx