Durante el foro de conmemoración del 25 aniversario de la creación de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Armando Guadiana, presidente de la Comisión de Energía del Senado, advirtió la gravedad de la situación del sector, mientras que el todavía secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, le pidió que continúen los procesos que iniciaron con la reforma, para llegar a la mejor solución posible.

Guadiana, del partido Morena, aseguró que el sistema energético nacional “está sostenido con alfileres”, por las alzas en las tarifas eléctricas que han impactado a los comercios sobre todo de servicios en regiones con altas temperaturas, además de otros indicadores graves, como la dependencia en 80% del gas de Estados Unidos.

En Estados Unidos, dijo, sólo cuentan con alrededor de 10,000 millones de pies cúbicos de gas adicionales a su consumo interno y México ya compra la mitad de ese volumen, “si les baja la producción de gas o cambia el desarrollo industrial o va en ascenso en México nos va a faltar gas, más del que ya nos está faltando”, aseguró.

El senador coahuilense con experiencia en el sector minero detalló que una de las soluciones que planteará el nuevo gobierno será la reactivación del uso de carbón para generación eléctrica, tal como se lleva a cabo en China y Estados Unidos luego de la promesa del presidente Donald Trump.

Continuidad, posible solución: Coldwell

Al respecto, el secretario Pedro Joaquín Coldwell insistió en la recomendación de darle continuidad a las políticas públicas que hoy existen, como una vía para solucionar algunas de estas problemáticas. Por ejemplo, ante la importación de gas natural es necesario reactivar la extracción nacional y para ello pidió que se lleven a cabo las rondas 3.2 y 3.3 en campos gasíferos que cuentan con 28% de las reservas totales del país.

Finalmente, Joaquín Coldwell pidió que no se detengan los procedimientos más importantes en materia eléctrica que están en proceso en el país: la licitación que conduce la Secretaría de Energía para la línea de transmisión de alta tensión en corriente directa de Baja California a Hermosillo y cuyo fallo está previsto en febrero; el proceso similar para la red del Istmo de Tehuantepec al centro del país que conduce la Comisión Federal de Electricidad, y sobre todo, el fallo de la cuarta subasta eléctrica previsto para diciembre de este año y con ello, la visión de mantener el crecimiento de la generación renovable por encima de cualquier fuente fósil.

Reguladores buscarán mayor autonomía

Luego de que la iniciativa para dar mayor autonomía a la Agencia de Seguridad Energética y Ambiental del sector hidrocarburos (ASEA) quedó dictaminada en las comisiones de ambas cámaras del Congreso sin ser aprobada al no votarse en el Pleno, Carlos de Regules, director general de la ASEA, explicó, durante la celebración del 25 aniversario de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que este organismo desconcentrado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales fue creado con el mandato específico de supervisar las prácticas de los operadores energéticos en el país en torno al medio ambiente.

Pero “se nos acabó el tiempo del periodo legislativo, fue cuestión de días para que se votara en el Pleno. Para mí es un primer round, esa iniciativa está viva y dictaminada en el Senado y lo que se tiene que hacer es votarla en el Pleno si se toma la decisión, no estoy seguro de que existan las condiciones pero es posible”, dijo.

Insistió en que aun sin mayor autonomía en términos legales, la labor de la ASEA no se detendrá ahí al menos de facto, ya que en los hechos el organismo seguirá trabajando en procesos como la documentación de cómo tomar decisiones, para dejar precedentes de su actuación que concluirán por ser inamovibles. Asimismo, buscará sentar precedentes judiciales en cuanto a sus desacuerdos con otras secretarías.

En el mismo foro, el todavía presidente de la CNH, Juan Carlos Zepeda, recordó que el mayor reto que enfrentarán los reguladores energéticos en el futuro cercano será la regulación que podrán aplicar a las empresas estatales: Pemex y CFE, porque si bien se busca siempre su fortalecimiento, es necesaria también la creación de una nueva industria tanto de empresas mexicanas como con la llegada de extranjeros.