Con el objetivo de evaluar la gestión que la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) realizó para solventar la crisis económica de la Unión Europea (UE), una delegación de diputados del Parlamento Europeo comenzó una ronda de visitas a las naciones rescatadas.

Las visitas, que consisten en reuniones con representantes de gobiernos, oposición, interlocutores sociales y bancos centrales, comenzaron el pasado lunes, en Portugal.

La investigación continuará el próximo viernes en Chipre y luego en Irlanda, del 16 al 17 de enero. Aún no se agenda la visita a Grecia.

La misión del Parlamento Europeo no viajará a España porque su programa de asistencia financiera se limita al sector bancario, que ha recibido una ayuda europea de 41,300 millones de euros.

Además, los diputados europeos tienen previsto interrogar la semana próxima al vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn; al director del fondo de rescate de la UE, Klaus Regling, y al ex Presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.

El primer borrador con recomendaciones para mejorar el funcionamiento de la Troika y aumentar la transparencia en su actuación será presentado el próximo 16 de enero. Se espera que el documento abogue por un mayor control parlamentario.

GRECIA CRITICA LA GESTIÓN ?DE LA TROIKA

Con la investigación ya puesta en marcha, Yannis Stournaras, ministro griego de Finanzas, denunció que la UE tardó demasiado en diagnosticar los problemas de la economía griega y las medidas de austeridad adoptadas fueron demasiado duras, ya que el país se encontraba en recesión.

La zona euro no diagnosticó a tiempo las causas de la crisis en Grecia y el sur de Europa y el programa de austeridad se aprobó en un momento en el que el país se encontraba ya en recesión, lo que provocó dificultades adicionales, ya que (...) los ajustes estructurales son más fáciles de aplicar durante etapas de crecimiento económico , escribió Stournaras en su contribución a la auditoría sobre la Troika.

El programa griego se inició cuando la economía ya estaba en recesión , complicando la puesta en marcha de reformas, agrega el Ministro griego.

Por su parte, Irlanda, el primer país rescatado que deja el programa de ayuda, se prepara para emitir sus primeros bonos a 10 años, desde que solicitó su rescate.