El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) es el único a quien un ministro concedió mantener de manera temporal las condiciones laborales del 2018, entre cinco órganos autónomos que demandaron una controversia constitucional para que sus sueldos no sean fijados en función del que tiene el presidente de México.

“No conozco los detalles de los otros organismos que se ampararon —Banco de México (Banxico), el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos— a quienes negaron la suspensión. Sé que eso no fue una ampliación, fue una nueva controversia y se turnó a otro ministro o ministra”, comentó el presidente del Inegi, Julio Santaella.

La instrucción del ministro Alberto Pérez Dayán, sobre el incidente promovido por el Inegi, es la misma que operó en el 2019, y dicta “que las condiciones laborales van a prevalecer con el esquema que teníamos en el 2018, hasta donde lo permita la situación presupuestal”, precisó en reunión con medios.

Menos de 24 horas después de que la ministra Yasmín Esquivel negó la suspensión de la ley de remuneraciones a Banxico, Ifetel y Cofece, el presidente del órgano que sí obtuvo esta medida cautelar, aclaró que no se trata de una sentencia final.

“La lectura que están dando a la resolución a favor del Inegi es que, en tanto no se resuelva el asunto de fondo, nos está concediendo esta circunstancia para poder continuar con esta situación”.

Esto significa que no se ha resuelto la controversia constitucional que originó la demanda; sólo se consiguió que durante el proceso, el personal del instituto contará con las mismas condiciones laborales que prevalecían en el 2018.

Es decir, sus salarios máximos y prestaciones no estarán techados en función de las percepciones del presidente de México durante el proceso legal y hasta que sea resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El funcionario aclaró que la resolución legal abarca para todos los funcionarios del Inegi, pues la demanda fue interpuesta de manera institucional.

El pasado 14 de enero, el ministro Alberto Pérez Dayán concedió la suspensión para que los trabajadores del Inegi mantengan sus prestaciones laborales conforme al ejercicio 2018, esto es, antes de la ley de remuneraciones y salarios.

La suspensión solicitada por el Inegi forma parte de una ampliación de la controversia que presentó para impugnar el Presupuesto de Egresos del 2019 en la que ahora cuestiona al del 2020.

[email protected]