Administradores de Fondos de inversión siguen mejorando sus expectativas de crecimiento y confianza sobre México que alimenta un sentimiento alcista/bullish acerca de los activos mexicanos, evidenció información contenida en la encuesta mensual aplicada por Bank of America Securities.

Por segundo mes consecutivo, la mayoría de los inversionistas identificó a la desaceleración de Estados Unidos como el mayor riesgo de cola sobre México, con 55% de los 33 administradores de fondos consultados coincidiendo en esta percepción. La proporción contrasta con 43% que señaló este mismo factor el mes pasado.

Según los resultados de la encuesta, 30% de los entrevistados considera que las decisiones del gobierno mexicano son un factor de riesgo para la economía, lo que indica una caída desde 35% que tenía este mismo sentimiento el mes pasado y que contrasta con 43% que tenía esta percepción en abril.

Pese a la mejora en el sentimiento de los inversionistas sobre el país, la lectura de BofA, es que “se ha llegado al pico del sentimiento bullish sobre México”.

Según los estrategas de BofA Securities, el sentimiento de los administradores de fondos acerca de México deja la impresión que “los participantes son mucho más constructivos acerca del crecimiento de México”.

Así lo demuestra 57% de los entrevistados que ahora anticipa que el crecimiento de la economía podría situarse entre 5 y 7.5% este año contra el 36% que tenía esta previsión en mayo.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, 21% de los entrevistados considera que el rebote de la actividad económica alcanzará una tasa entre 2.5 y 5%, que es una proporción cercana a 20% que tenía esta proyección el mes pasado.

Solo 5% cree que el desempeño del PIB apenas despegará a un rango entre 0 y 2.5%, que contrasta con 15% que tenía esta estimación en mayo.

Grado de Inversión

En la encuesta de BofA Securities, levantada entre el 11 y 13 de junio, preguntaron de nuevo a los gestores de fondos sobre el riesgo de que México pierda el grado de inversión “eventualmente”.

De los inversionistas consultados, 27% considera que sí lo perderá, una proporción que está muy debajo de 42% alcanzado el mes pasado y más lejos aún del pico alcanzado en noviembre del 2019, cuando 75% tenía esta sensación.

Al atemperarse los ánimos negativos sobre México, la encuesta de junio se ubica como la que recogió el menor riesgo de que el país se convierta en emisor especulativo poniendo gran distancia con el registro de febrero de este año, cuando 40% de los entrevistados decía que sí se perdería el grado de inversión.

Los inversionistas respondieron también sobre su expectativa para la tasa de interés interbancaria.

Así, de los participantes 39% estima que cerrará el año en 4%, una proporción que se mantiene sin cambio respecto de la recogida en mayo y que contrasta con 28% que tenía esta previsión el mes de abril.

La proporción de los administradores consultados que considera que la Junta de Gobierno de Banco de México incrementará la tasa entre 4.25% y 4.5% subió a 35 por ciento.

Una proporción que contrasta con 25% que tenía este pronóstico el mes pasado.

ymorales@eleconomista.com.mx