El Senado de la República aprobó modificaciones a la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para el 2020, las cuales generaron que se ajustara al alza la previsión de recursos que obtendrá el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para el próximo año.

Alrededor de las 5:30 de la mañana del viernes pasado, tras críticas de la oposición, quedó aprobado en lo general y lo particular el dictamen con proyecto de decreto por el que se expide la LIF 2020, con 51 votos a favor, 17 en contra y seis abstenciones. Se remitió a la Cámara de Diputados.

En su momento, la senadora Minerva Hernández, del PAN, argumentó que: “La Ley de ingresos que estamos por votar no representa responsabilidad hacendaria y afectará la sostenibilidad de las finanzas públicas, simplemente porque parte de asumir como cierto un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2% para el próximo año, cuando desde febrero cada mes observamos una contradicción en la economía que dejará al PIB de este año en medio punto porcentual (...) Ni en la Ley de Ingresos ni en la Miscelánea Fiscal se están incorporando medidas contracíclicas, ante la desaceleración económica. México no necesita, de este gobierno, medidas de austeridad ni políticas fiscales abusivas y arbitrarias, lo que necesitamos es que apliquen la política económica que tanto reclamaron cuando buscaban ser gobierno: un desarrollo económico justo y para todos”.

En total, los senadores estimaron 4,415 millones de pesos más a lo aprobado por la Cámara de Diputados, aún con la modificación a la baja en el apartado de derechos, tras eliminarse el cobro de agua a campesinos y ejidatarios —que se estimó en una recaudación de 585 millones de pesos— y modificar las tarifas a los derechos migratorios.

Si bien en la parte de derechos hubo un ajuste a la baja, en la de aprovechamientos los senadores aprobaron ingresos por 103,674 millones de pesos, 5,000 millones más que lo aprobado en el pleno de San Lázaro.

La LIF 2020 prevé que el gobierno obtenga recursos por un total de 6 billones 107,732 millones de pesos, lo que supone 11,396 millones de pesos más respecto a la propuesta que entregó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en septiembre pasado. La diferencia se obtiene de sumar los 6,981 pesos adicionales aprobados por los diputados a los 4,415 millones aprobados por los senadores.

Durante las más de 15 horas de discusión de los cuatro dictámenes que mandó San Lázaro, los senadores votaron a favor de eliminar el artículo transitorio que buscaba legalizar los llamados autos chocolate, una de las principales quejas de la industria automotriz.

Horas antes, los legisladores de la Cámara Alta aprobaron la Miscelánea Fiscal con 61 votos a favor, 30 en contra y dos abstenciones.

Autos chocolate quedan fuera

Una de las grandes críticas a la Ley de ingresos, además del cobro de agua a campesinos fue un artículo transitorio aprobado en la Cámara Baja, en donde se buscaba legalizar los denominados autos chocolate. En el Senado, una de las reservas a la LIF fue eliminar esta modificación.

Otro de los cambios fue un transitorio a la LIF para que los adeudos al IMSS, a cargo de las entidades federativas, sean regularizados mediante un convenio de pago a parcialidades.

“Derivado de la situación financiera por la que actualmente atraviesan diversas entidades y municipios, y más ahora que les pegamos con la Ley Minera, existen múltiples casos en los que han omitido el pago oportuno de cuotas al IMSS (...) Se considera necesario que dicha situación sea atendida previendo, a través de una disposición transitoria en la LIF, que en los adeudos a cargo de las entidades sean regularizados mediante el siguiente convenio de pago, máximo a seis años, que prevé el pago de dichas obligaciones, sea cubierto con cargo a las participaciones y transferencias federales de las entidades, con lo que se mitigarán las contingencias fiscales y penales a las que se enfrentan dichas entidades y dichos municipios”, explicó el senador del PT Miguel Ángel Lucero, quien presentó la reserva.

Respecto a la Miscelánea Fiscal, las reservas que se aprobaron fueron respecto a ejidos y comunidades agrícolas, economía digital y responsabilidad solidaria. En el primer caso, se eliminaron candados para que ejidatarios y comuneros puedan aplicar a los beneficios para reducir el ISR.

Sobre la economía digital, las reservas presentadas fueron para reducir la tasa de retención del ISR a estas plataformas a 4.5%, desde 15% propuesto en la minuta, además de obligar al SAT a emitir las reglas desde enero para que las plataformas puedan prepararse con tiempo.

En lo que respecta a la responsabilidad solidaria, se aprobó dejar fuera a directores generales, gerencia general y a la administración única de personas morales.

Contribuyentes aportarán 57%

De acuerdo con lo aprobado por la Cámara Alta, los contribuyentes aportarán 57% de los ingresos totales del gobierno para el 2020. El porcentaje se mantiene respecto a lo que se espera aporten los causantes este año.

De los más de 6.1 billones de pesos aprobados por el Senado, 3 billones 505,822 millones de pesos se obtendrán a través del pago de impuestos de los contribuyentes. Esta cifra es 2.7% mayor, en términos reales, a lo aprobado para este año, de 3 billones 311,373 millones de pesos.

El ISR será, una vez más, el impuesto por el cual el gobierno espera mayores ingresos el próximo año. En total, se espera una recaudación de 1 billón 852,852 millones de pesos, 2.5% más que lo estimado para este 2019.

Respecto al IVA, prevén ingresos por 1 billón 7,546 millones de pesos, 1.8% menor a lo aprobado para este año, mientras que por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) se espera una recaudación de 515,733 millones de pesos, 14.2% mayor a la de este año. En tanto, por comercio exterior se prevé recaudar 70,984 millones de pesos, menor en 2% a lo estimado para el 2019.

Lo restante se prevé obtener por accesorios de impuestos y el impuesto por la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos.

Al cierre de agosto de este año, de acuerdo con datos del Servicio de Administración Tributaria, existen 75.7 millones de contribuyentes inscritos.

LIF 2020 garantiza continuidad de estabilidad macro: Banxico

Para el subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel, la ley de ingresos tal y como fue aprobada es garantía de que continuará la estabilidad macroeconómica en el país.

Entrevistado en el marco del Encuentro Fincluye, organizado por Citibanamex, el funcionario calificó de muy positivo el que se haya aprobado parte del Paquete Económico 2020, y consideró que está bien planteado y registra una política fiscal prudente, “que creo que es lo que se requiere”.

De igual forma, destacó el que se hayan cancelado iniciativas como la que planteaba la regularización de los llamados autos chocolate.

“Creo que hubo modificaciones importantes útiles. Una de las más importantes es que se haya cancelado la legalización de los autos chocolate. Creo que eso hubiera sido dañino para el país y creo que, en ese sentido, es importante que se haya cancelado”, enfatizó.

Desafortunado, el impuesto al ahorro

Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México, lamentó por su parte que se haya mantenido el incremento del impuesto al ahorro.

En entrevista, señaló, sin embargo, que “hay la esperanza de que en la reglamentación se haga algo que no trae la ley de ingresos, que es en el tema de retención para el ahorro que puedan incluir las cuentas de inversión”. (Con información de Edgar Juárez)