La agencia calificadora S&P confirmó este martes la nota AA+ de la deuda de Estados Unidos, colocándole una perspectiva estable, lo que indica que no es proclive a cambiar la calificación en el corto plazo.

Esta nota se basa en la "fortaleza de las instituciones, una economía diversificada y resiliente, una gran flexibilidad de la política monetaria y un estatuto de emisor de la más importante divisa del sistema mundial", indicó la calificadora de riesgo que notó también que la deuda y el déficit se agravaron en 2020 por el golpe de la pandemia.

La semana pasada el Congreso de Estados Unidos aprobó un tercer plan de alivio para la economía por 1.9 billones dólares, después de dos iniciativas lanzadas al inicio de la pandemia para ayudar a los hogares y a las empresas.

S&P indicó que espera un retiro gradual del apoyo fiscal sin precedentes y que la deuda se estabilice en los próximos años.

Estados Unidos va a alcanzar su segundo mayor déficit fiscal desde la Segunda Guerra Mundial este año, en una cota de 3.1 billones de dólares, según una estimación reciente de la Oficina Presupuestaria de Congreso (CBO, por sus siglas en inglés).

La agencia crediticia explicó que la perspectiva estable se basa en una percepción de que los factores negativos y positivos que afectan a la economía estadounidense van a permanecer equilibrados durante los próximos tres años.

kg