El Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) capacitaron en materia de recaudación fiscal y labores de inteligencia a 110 funcionarias y funcionarios de aduanas, 29 militares de la Sedena y 15 elementos de la Secretaría de Marina (Semar).

Esta capacitación es parte de la Estrategia Nacional Anticorrupción. Al respecto, Horacio Duarte Olivares, administrador general de Aduanas, reconoció la coordinación de la autoridad fiscal con el Ejército y la Marina-Armada de México en el combate a la corrupción y al contrabando y resaltó que durante el 2020 aumentaron los decomisos.

“Tenemos la encomienda de nuestro Presidente de vigilar y proteger las puertas de entrada y salida del país. No perdamos de vista que el influyentismo, el amiguismo y la corrupción son traición al pueblo de México y ahora en las aduanas hemos realizado una labor titánica para no permitir la corrupción”, comentó el titular de las aduanas.

Duarte Olivares agregó que las aduanas realizan 31 operaciones de comercio exterior por minuto y se recaudan alrededor de 900,000 millones de pesos al año por el pago de contribuciones y por tanto este ingreso se convierte en programas sociales, pensiones, becas, vacunas y mayor presupuesto federal.

El SAT previamente dio a conocer que tan sólo por concepto de Impuesto al Valor Agregado, en las aduanas se ingresaron 594,393 millones de pesos en el 2020.

El funcionario habló durante la ceremonia de clausura del “diplomado en Comercio Exterior y Seguridad Nacional 2020-2021”. 

Duarte aseguró que las tareas de inteligencia y la labor recaudatoria que realizan las aduanas y sus funcionarios son de vital importancia y por tanto se requiere de “excelencia”.

“Tenemos la capacidad de cumplir con el ABC institucional que es: aumentar la recaudación, bajar la evasión fiscal y combatir la corrupción”, aseguró.

SAT versus contrabando

De acuerdo con el informe tributario del SAT, en el 2020, se realizaron procesos de control que buscaron reducir el comercio ilícito y posicionar al país “a la par de las mejores prácticas internacionales”.

La autoridad fiscal mantiene un intercambio de información con otras administraciones tributarias y aduaneras para combatir de manera conjunta el fraude comercial e inhibir el contrabando, el lavado de dinero y la defraudación.

valores@eleconomista.mx