Pese al programa de reactivación nacional, el nivel de la actividad económica en México se mantiene en el territorio negativo. De acuerdo con la estimación oportuna del Inegi, durante el tercer mes del 2021, la economía se contraería 2.1% en relación anual.

La estimación oportuna del Indicador Oportuno de Actividad Económica (IOAE) permite observar en tiempo casi “real” la evolución de la economía en el país y sus componentes por tipo de sector. 

De acuerdo con estas cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), con el resultado de marzo no sólo se identificaría una tendencia de recuperación compleja, también se registraría un trimestre negativo

Este resultado se explica fundamentalmente en el dinamismo modesto que siguen las actividades secundarias y la contracción de la que no logran salir las actividades terciarias.

Para marzo del 2021 se espera que la actividad económica de la industria mexicana se contraiga 0.9% en términos anuales, mientras que para el comercio y los servicios se espera una caída de 3.1% en el nivel de actividad. 

La persistencia del bajo dinamismo y la dificultad en la resiliencia de las actividades terciarias ante la crisis por la Covid-19 han obstaculizado una recuperación económica más acelerada. 

En promedio, las actividades terciarias, el comercio y servicios, aportan 65% al PIB, de modo que siendo las más golpeadas por la crisis influyen de manera importante en la actividad económica total. 

Adicionalmente, en el sector de actividades secundarias, se han registrado dificultades para la producción, comercio internacional y ventas internas en la industria automotriz por la escasez de semiconductores. La industria manufacturera, específicamente la automotriz, es también, una de las actividades económicas que más aportan al PIB nacional. 

Adicionalmente, en el reporte se señala que para febrero la estimación sugiere una contracción económica de 3.9%, que se sumaría a la tendencia negativa del mes de febrero cuando la actividad cayó 4.2 por ciento. 

De confirmar las estimaciones calculadas por el Inegi, el primer trimestre presentaría una caída de 3.4% en el nivel de actividad económica total.