A la primera quincena de julio del 2019 la tasa de inflación anual se ubicó en 3.84% a escala nacional; la más modesta en dos años y medio (desde diciembre del 2016). Con este resultado el nivel inflacionario se mantiene por segunda quincena dentro de la meta establecida por el Banco de México (3% +/- un punto porcentual).

En su comparación inmediata, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento de 0.27% de la segunda mitad de junio a la primera de julio, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El comportamiento del nivel de precios en el país se explica por bajas importantes en los precios de algunos agropecuarios con alta incidencia en su calculo. Se registró también, por primera vez en varios meses, una alta incidencia en el comportamiento de los precios de productos relacionados con el cuidado personal.

Los genéricos que registraron las caídas de precio más pronunciadas fueron la uva (19.23%), el chayote (13.39%), el jitomate (5.74%), el tomate (3.06%), las cremas para la piel (2.16%), juguetes y juegos de mesa (2.03%), blusas y playeras para mujer (1.1%), huevo (1.07%) y otros alimentos preparados (0.4%) y el gas doméstico LP (0.26 por ciento).

En contraparte, después de ligar algunas quincenas con bajas en su precio, la gasolina de bajo octanaje (tipo Magna) registró un aumento de precio de 0.47% de la segunda quincena de junio a la primera de mayo en su análisis nacional. Este ligero encarecimiento influyó en el nivel de precios de manera importante, siendo el tercer producto con mayor incidencia en su cálculo sólo por debajo del pollo y la cebolla. 

Oaxaca y Tabasco, con inflación más pronunciada

Oaxaca y Tabasco, entidades del sureste del país, encabezaron la lista de incrementos más pronunciados en el nivel de precios al consumidor, superando el resultado nacional. El INPC en Oaxaca registró un incremento de 0.68% sólo de la segunda quincena de junio a la primera de julio; el aumento de precios en Tabasco fue de 0.57 por ciento.

Otras entidades que presentaron incrementos del INPC superiores al resultado nacional fueron Aguascalientes, Nuevo León y Colima con 0.55, 0.52 y 0.50% respectivamente. 

Canasta Básica más barata

El Índice Nacional de Precios al Consumidor analizado sólo para los productos de la Canasta Básica registró su reducción más pronunciada también desde diciembre del 2016,  lo que implica el aumento de precios más moderado en dos años y medio.

La tasa de inflación anual para esta cesta fue de 2.99% a la primera mitad de julio el 2019.

La inflación anual registrada para la Canasta Básica Nacional alcanzó niveles de hasta 9% durante el año pasado. En la primera quincena de julio del 2018 este conjunto de productos básicos registró un incremento de precio de 7.28% en su comparación anual. 

En el análisis inmediato, el precio de la Canasta Básica a los consumidores aumentó 0.15% de quincena a quincena, un resultado positivo considerando la media nacional del INPC (0.27 por ciento).

La cesta está compuesta por bienes y servicios necesarios para cubrir las necesidades de los hogares mexicanos, determinados por la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares (ENIGH) del Inegi.