En el último año, residentes en México han realizado inversiones en el extranjero por cerca de 9,300 millones de dólares, aunque el destino se desconoce y hay preocupación de que en algunas de estas transacciones pudiera existir algún tipo de evasión o elusión, señaló la firma Ernst & Young. (EY).

El socio del Area Fiscal de EY, Jorge García, expresó que hasta ahora no existe información precisa sobre la jurisdicción a la que se han dirigido estos capitales, o si estas transacciones están pagando o acreditando impuestos en México.

Sin embargo, a la fecha México ha signado 38 acuerdos de intercambio de información con otras naciones, que le permitirán regular o supervisar las transacciones que inversionistas mexicanos realizan en otras jurisdicciones y tengan efectos fiscales en el país.

El directivo comentó que el sistema fiscal en México toma como base que los ingresos que los residentes en el país generen en el extranjero, para efectos fiscales también tienen que pagar o acreditar impuestos aquí.

Por ello, calificó como positivos los acuerdos de intercambio de información firmados por México, dados a conocer a través de una miscelánea fiscal, ya que permitirán a las autoridades ejercer sus facultades de fiscalización sobre las inversiones en el exterior.

Por su parte, el socio del Area Legal de EY, Ricardo Villalobos, dijo que cuando una inversión en el extranjero es muy grande, el fisco puede empezar a perder el control de las utilidades que generan en otras jurisdicciones y que en algún momento tendrían que pagar impuestos, conforme a las leyes mexicanas.

"La preocupación es el poder perder el control de esa riqueza que se genera en el extranjero y que tarde o temprano tiene que tributar en México", añadió en rueda de prensa.

Refirió que hasta el momento no hay cifras concretas por parte de las autoridades fiscales de México que lleven a concluir que a través de los paraísos fiscales se están evadiendo recursos.

No obstante, consideró que la negociación de acuerdos de intercambio de información que México ha firmado con 38 países dejan ver que existe una preocupación por parte de las autoridades fiscales para que las leyes mexicanas se cumplan.

apr