La probabilidad de que la Unión Europea caiga en una deflación oscila entre 15% y 35%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI) y Morgan Stanley.

El riesgo de una japonización de la zona del euro es elevado y sigue en aumento, aseguró el economista en jefe de Morgan Stanley, Joachim Fels en un análisis.

De cara a la reunión mensual del Banco Central Europeo (BCE) que arranca hoy, analistas alertan que la autoridad monetaria tendría que mantener disponibles herramientas para actuar en caso de que se materialice el riesgo.

En un blog, el Director del FMI para Europa, Reza Moghadam, afirmó que por ahora, no se está experimentando deflación en aquella zona. Sin embargo, enfatizó que una ultra baja inflación es también problemática y difícil de manejar .

LAS ARMAS

Entre las herramientas que plantea Jacob Funk Kirkegaard, analista del Peterson Institute, un thinktank de Washington, está un nuevo recorte en las tasas que las lleve a terrenos negativos, a fin de que los bancos tengan que pagar por tomar el crédito del banco central. Esto en teoría tendría que animarles a otorgar más crédito. En esta propuesta coincide el experto del FMI.

No obstante, Kirkegaard considera que la mayor de sus herramientas, la más poderosa y que le distingue respecto de otras instituciones monetarias es la de ordenar a los bancos centrales nacionales de los países que están precipitando la caída de los precios, a intervenir directamente en sus sistemas bancarios nacionales.

Se refiere a Grecia, Portugal, Irlanda, España y Chipre, cinco países de la eurozona que son largamente responsables de la declinación en la inflación general de la región .

Con esta medida, se reforzaría el mecanismo de transmisión monetaria y ayudaría a que el crédito esté disponible a tasas promedio en la zona euro.

ALTERNATIVAS PARA EL FMI

El funcionario del FMI consideró en su blog que podría considerar -el BCE- un nuevo recorte de las tasas, incrementar su hoja de balance a través de un programa de compra de activos privados y públicos .

Afirmó que en el contexto actual de problemas de sobreendeudamiento, la inflación baja está actuando en detrimento de la recuperación de la Eurozona.

ymorales@eleconomista.com.mx