Rápido y bien hecho. Esa puede ser la síntesis de los conceptos que comparte William R. Rhodes con sus lectores, sean o no del sector financiero.

Allí, el experto financiero plantea, a través de sus experiencias que sirven de hilo conductor, las ideas que aplicó en su gestión como dirigente global de Citi durante sucesivas crisis financieras, en los últimos cinco lustros.

En su libro Banquero del mundo, habla en uno de los capítulos de su experiencia durante la crisis en México en 1982.

Acorde con su filosofía, relata la decisión que le hizo tomar un vuelo a México para ir al corazón del problema , ante el apremio de la situación y la tardanza para responder del entonces Secretario de Hacienda, Jesús Silva Herzog, para avanzar en la reestructuración de la deuda.

Después de dejarle múltiples mensajes y no saber nada de él, decidí tomar un vuelo a la ciudad de México. Al llegar, dejé el recado, en su oficina y en su casa, de que no me iría hasta que supiera lo que había sucedido . Se encontraban en plena renegociación entre los bancos extranjeros, y López Portillo recién había nacionalizado la banca, pero el Secretario estuvo desaparecido una semana,y debido a su decisión de venir a México fue posible contener los efectos de la crisis y lograr una reestructura para México, relata Rhodes.

Destaca que él ya había tratado esos temas durante las crisis en Jamaica y Nicaragua, pero el episodio de México, donde fungió como codirector de la renegociación, le dejó una gran experiencia, que le fue útil cuando comenzaron a surgir malas noticias desde Argentina y Brasil.

Con un estilo sobrio y práctico, él desgrana ocho lecciones sobre manejo de crisis financieras en América Latina, Medio Oriente, Asia y Europa del Este, donde aprendió, como se puede leer en su obra que ahora presenta en México, a anticiparse a los problemas y pronosticar el eventual impacto, a asumir con valentía el papel de líder, el sentido de la oportunidad para manejar crisis y soportar el asedio en defensa de lo justo, y las ventajas de conocer la cultura, la historia, el idioma y las costumbres de una nación.

Con experiencia en el campo financiero, liderazgo y capacidad de análisis, el Presidente de William R. Rhodes Global Advisors se dio a la tarea de escribir su obra, que se vuelve más atractiva por la sencillez de sus premisas y de su personalidad, ajena a protagonismos.