El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, analizará en Alemania la crisis del zona euro con el ministro de Finanzas de la primera potencia económica del bloque, Wolfgang Schauble, y con el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Geithner irá por la tarde a Sylt, una isla alemana del Mar del Norte, para entrevistarse a puerta cerrada con Schauble sobre la situación de la economía estadounidense y europea, y luego viajará a Fráncfort (oeste), donde tiene la sede el BCE, para reunirse con su presidente.

Aunque se desconocen los términos exactos de la entrevista, la crisis del euro será muy probablemente el tema central, según un portavoz alemán, en un contexto de agravación de la crisis en España y de temor a un contagio a Italia de la crisis.

El pasado jueves Draghi rebajó momentáneamente la tensión en las bolsas y el mercado de la deuda soberana, sobre todo en España e Italia, con su afirmación de que el BCE hará todo lo posible para salvar la moneda única.

Este lunes Italia captó 5,480 millones de euros en bonos a mediano y largo plazo, una señal de renovada confianza, mientras que en el mercado secundario (donde se negocia la deuda ya emitida) las tasas de interés de la deuda española e italiana se redujeron tras las tensiones de la semana pasada.

Sin embargo las promesas de los dirigentes europeos todavía no se han concretado y los economistas esperan más detalles el jueves en la conferencia de prensa mensual del BCE, tras la reunión del consejo de gobernadores del banco.

DETERMINACIÓN PARA SALVAR EURO

Mientras tanto, los dirigentes europeos siguen multiplicando las declaraciones para reafirmar su voluntad de mantener la integridad de la zona euro.

La canciller alemana Angela Merkel, que está de vacaciones, se entrevistó a finales de la semana pasada con el presidente francés Franóois Hollande y el jefe del gobierno italiano, Mario Monti.

Los tres dijeron estar decididos a "hacer todo lo posible" para proteger a la zona euro, donde el índice de confianza de los empresarios y de los consumidores volvió a bajar en el mes de julio.

Monti viajará a París el martes para un desayuno de trabajo con Hollande y el jueves irá a Madrid para reunirse con su homólogo español, Mariano Rajoy.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, también salió en defensa de la moneda única durante el fin de semana en declaraciones a varios periódicos.

"Hemos llegado a un punto crucial", dijo al periódico francés Le Figaro, y aseguró que el fondo de rescate europeo, el FEEF, actuaría junto al BCE.

Numerosos analistas creen que el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) podría comprar deuda soberana de los países europeos.

Sin embargo, para poder hacerlo, los países con más dificultades, como España e Italia, tendrían que pedirlo explícitamente y firmar un acuerdo que supondría probablemente nuevas exigencias en materia de recortes presupuestarios.

Este lunes el secretario general del Tesoro español, Iñigo Fernández de Mesa, ya anunció en una entrevista publicada por el diario Expansión que su país no pedirá al FEEF que compre deuda, preocupado por las condiciones macroeconómicas que eso implicaría.

Esto no se ha producido (la petición al FEEF) y le puedo asegurar que no se va a producir", aseguró.

Con un presupuesto de más de 200.000 millones de euros, el FEEF no tiene capacidad para intervenir en caso de un contagio masivo de la crisis a otras economías europeas, pero podría actuar para que el BCE retome su programa de deuda soberana, inactivo desde hace varios meses.

Sin embargo el Bundesbank, el banco central alemán, está en contra de que el BCE compre deuda soberana, igual que algunos de los responsables europeos.

RDS