El primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, apoyó este martes a España en su lucha por salir de una situación de gran tensión en los mercados, que calificó de "injusta", y aseguró que no pondría más presión al país para que pida el rescate global de su economía.

"No voy a dar ningún consejo al jefe de gobierno (Mariano) Rajoy pero estoy interesado en su visión sobre la situación y de cómo podemos avanzar", dijo Katainen en una conferencia de prensa organizada en Madrid, donde se reunirá durante la jornada con el líder conservador español.

España, que en junio recibió la promesa de una ayuda europea de hasta 100,000 millones de euros para su maltrecho sector bancario, está bajo presión para pedir un rescate más amplio, a través de un programa de compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE).

Katainen rechazó este martes cualquier tipo de "especulación" sobre nuevos planes de ayuda para la cuarta economía de la zona euro, con una tasa de desempleo récord (24.63%).

"Tenemos que concentrarnos en las oportunidades que permitan evitar nuevos planes de rescate", añadió.

El primer ministro finlandés, defensor de la disciplina presupuestaria estricta, tuvo un papel importante en las negociaciones para la ayuda a los bancos españoles, a pesar de sus reticencias.

El gobierno conservador de Mariano Rajoy está aplicando un programa de recortes con el objetivo de ahorrar 102,000 millones de euros hasta 2014 para reducir su déficit público.

RDS