El Fondo Monetario Internacional tiene la meta de distribuir una colocación adicional de 650,000 millones de dólares de los Derechos Especiales de Giro (DEG) a los países miembros este verano boreal, dijo el lunes el primer director gerente adjunto del organismo, Geoffrey Okamoto.

Okamoto dijo a periodistas después de las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial que la asignación, aprobada la semana pasada por los países del G20, ayudará especialmente a las naciones de ingresos medios que necesiten refinanciar su deuda ante condiciones financieras potencialmente más adversas.

"El objetivo sería hacer esa asignación en algún momento de este verano (boreal). Espero que sea a principios del verano", dijo Okamoto.