México es el único país que utiliza los monederos electrónicos como un incentivo para la fácil facturación y cumplimiento de obligaciones fiscales, reveló el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Hasta el momento el uso del monedero electrónico sólo se considera como un elemento que facilita la comprobación fiscal; de acuerdo con lo establecido en la Ley del Impuesto sobre la Renta (en el artículo 27), estos elementos permiten la deducción por la adquisición de combustible y despensa, así como las comisiones y otros cargos.

En su estudio Comparativo de lotería fiscal y monederos electrónicos , el organismo recaudador expuso que aunque hasta el momento no se ha operado un sistema masivo de manejo de monederos electrónicos, se debería establecer un sistema informático universal que acumule puntos para que puedan ser canjeados en cualquier establecimiento.

Para ello sería necesario que en conjunto con la Subsecretaría de Ingresos, se estableciera el monto destinado a los rembolsos, caducidad de los puntos, y el mecanismo de canjeo de éstos.

Consideró que la ventaja de los monederos electrónicos es que permiten rastrear las transacciones realizadas (montos y establecimientos), y así se puede tener un mejor control del saldo, ya que cada operación señala el momento de recursos disponible, sin que éste pueda ser excedido como es el caso de algunas tarjetas de crédito.

Estas características permiten la trazabilidad de las operaciones y con ello un mayor flujo de información para el SAT , destacó.

La autoridad fiscal dijo que no obstante que el SAT apoya el uso de medios electrónicos como medio de pago, su uso generalizado requiere de un marco legal que regule y estandarice su uso.

Contempló que sería necesaria la adecuación de leyes del sistema financiero y de aquellas que incentiven a las empresas a acumular los puntos fiscales; así como obstáculos administrativos (manejo del sistema de puntos).

Sería necesario realizar o generar adecuaciones al marco legal del sistema financiero, hacendario, para incorporar el instrumento; además de reglamentar (incentivar fiscalmente) que los contribuyentes emisores registren los puntos acumulados en un sistema universal , dijo la autoridad fiscal.

El SAT aseguró que los esquemas de monederos electrónicos tienen diversas ventajas sobre ciertas transacciones, como la seguridad y trazabilidad de las operaciones; no obstante, para efectos de incentivar la solicitud de facturas, no es el mecanismo más eficiente, ya que sería necesario una terminal punto de venta en cada establecimiento.