La moneda única europea cayó ayer a mínimos de más de un año frente al dólar, golpeado por los temores de que el paquete de ayuda financiera aprobado por el FMI y la Unión Europea no sea suficiente para evitar que se propague la crisis fiscal de Grecia a otros países del bloque.

La divisa europea rompió la barrera de 1.30 dólares al cerrar en 1.2990, esto es una caída diaria de 1.53% que la llevó a su peor nivel desde el 21 de abril del año pasado cuando finalizó en 1.2938 dólares.

Tan sólo en lo que va del 2010, el euro acumula una pérdida de 9.28% frente a la moneda estadounidense.

A inicios del año, la moneda europea sufrió ajustes tras las ganancias acumuladas en el 2009, la grave situación fiscal de Grecia y de otros países de la zona euro, como España y Portugal, no ha hecho más que presionarla.

Asimismo, ahora se teme que el endeudado país helénico no sea capaz de cumplir con las duras medidas de austeridad para recortar su pesado déficit, debido a las presiones de los ciudadanos.