El dictamen de Ley de Ingresos de la Federación (LIF) del 2020, que fue aprobado por la Cámara de Diputados y que será turnado al Senado de la República, establece que Petróleos Mexicanos (Pemex) tendrá condicionado su gasto con el fin de mejorar su balance financiero.

De acuerdo con la gaceta parlamentaria, la Comisión Legislativa considera “pertinente” la propuesta de incluir un ajuste a la meta del déficit financiero de Pemex para que, en caso de que obtenga ingresos derivados de un precio del petróleo entre el rango de 49.01 y 55.00 dólares el barril, “estos recursos no se destinen a cubrir ampliaciones de gasto sino que se reflejen en una mejora en la meta aprobada en el Presupuesto de Egresos de la Federación del déficit financiero de Pemex”.

Fernando Galindo, secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara Baja, explicó que lo anterior significa que si Pemex obtiene ingresos porque el precio se ubicó entre 49.01 y 55 dólares el barril, los tendrá que destinar para mejorar su balance financiero.

Pero si obtiene ingresos adicionales por arriba de los 55 dólares, sí los podrá utilizar para ampliar su gasto, indicó el diputado priista.

“La ley de ingresos lo que hace es controlar el balance financiero de Pemex, entonces, se estableció aprobar un balance de entre 49 y 55 dólares para que no se lo gaste y lo destine a mejorar su balance financiero, pero si percibe ingresos porque el precio se ubicó por arriba de los 55 dólares, sí podrá gastarlo debido a que mejoró su balance”, dijo el diputado priista.

Aclaró que ello no implica que en el marco macroeconómico se haya establecido un rango del precio de la mezcla mexicana entre 49 y 55 dólares el barril, como habían comentado algunos legisladores ante el pleno en la discusión de la LIF.

“Me parece una buena alternativa porque de alguna forma se está protegiendo el balance de Pemex para que no vaya a gastar de más. Si Pemex tiene un buen primer semestre en el 2020 con precios de 55 dólares, le están diciendo que no se los gaste, que se espere a tener la información dentro del año para ver cuál será la decisión”, dijo Galindo.

La meta de déficit financiero de Pemex para el ejercicio fiscal en el 2020 que se estableció en el artículo 5 del Proyecto de Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación asciende a 62,623.5 millones de pesos y considera un monto adicional de 30,771.5 millones de pesos.

Marco macro se mantiene igual

De acuerdo con la minuta enviada al Senado, el marco macroeconómico se mantuvo sin cambios, a pesar de los señalamientos de legisladores de la oposición que criticaban que eran muy optimistas las variables del crecimiento económico y la plataforma de producción petrolera del 2020.

El Producto Interno Bruto (PIB) para el 2020 se prevé que se ubique entre 1.5 y 2.5 por ciento. Las finanzas públicas del país se calcularon con un crecimiento promedio de 2 por ciento.

El tipo de cambio se ubicará en un promedio de 20 pesos el dólar y la plataforma de producción de crudo se quedó en 1.95 millones de barriles diarios. En tanto, el precio de la mezcla mexicana lo ubicaron en un promedio de 49 dólares el barril.

El diputado perredista Antonio Ortega comentó que los criterios económicos no son acordes a la realidad que se vive en el mundo y en el país y duda que la plataforma petrolera llegue a 1.95 millones de barriles diarios.

“Pemex no tiene la capacidad técnica ni los recursos para los trabajos de exploración que quieren hacer; además no le da para alcanzar una plataforma así”. Tampoco considera que sea viable el precio de la mezcla mexicana de 49 dólares el barril como se contempla en el marco macroeconómico de los Criterios Generales de Política Económica 2020.

“Cada dólar que baje el precio del barril significa una baja del ingreso de 13,600 millones de dólares; en estas dos variables estamos calculando que son alrededor de 30,000 millones de dólares, que son cerca de 600,000 millones de pesos que no van a llegar a las finanzas públicas”.